Portada > Opinión
Vota: +0

Pasión Vega - Sin Compasión

Para alcanzar la luna

por Carles Gracia Escarp el 15/11/2011 

Reflexiones personales del autor del artículo tras la edición de Sin compasión, el nuevo disco de Pasión Vega que presentará en el Teatro Coliseum de Barcelona el viernes 18 de noviembre.  

Seguramente María Dolores Pradera, Barbara, Ornella Vanoni o Barbra Streisand, por poner cuatro ejemplos de intérpretes con una marcada personalidad artística, habrán tenido sus más y sus menos en relación a la selección de sus repertorios a lo largo de sus carreras como intérpretes, con las que luego fueron sus canciones de toda una vida.

Debe resultar siempre difícil la elección, que parece tiene bastante que ver con un buen criterio propio y con los adecuados consejos ajenos a tener en cuenta convenientemente, especialmente para intérpretes que no componen sus temas, pero por alguna razón especial (voz, carisma, personalidad, repertorio…) a estas artistas el tiempo ha acabado poniéndolas en lo más alto, cada una de ellas en su estilo es única, inimitable, se las reconoce como grandes intérpretes. Y considero que Pasión Vega debería transitar por esos mismos territorios del arte con su voz, aspirando a volar a las más altas cimas de la música popular gracias a sus dotes y personalidad como artista, rasgos que la hacen única, ella tiene la llave para alcanzar la luna.

Mi deseo en relación a su devenir artístico sería poder seguir experimentando una intensa emoción en cada una de las canciones que el tiempo quiera dejar en su voz, pero mi deseo y la realidad de hoy parece que no avanzan del todo paralelos, de ella y de sus decisiones futuras dependerá que sean compañeras inseparables, sus canciones y la emoción con mayúsculas.  

Diré que frecuento la obra de Pasión Vega desde sus primeros discos más copleros, aún hoy le sigo dedicando un apartado de artículos en mi blog personal y hace ya tiempo redacté la entrada íntegra de su artículo en Wikipedia, bastante antes de que se editara su biografía en el libro Pasión Vega. La voz de seda (2007), lo comento porque la artista cree que fue al contrario según leí en alguna entrevista. También en Cancioneros.com le había dedicado personalmente un par de artículos sobre sus últimos espectáculos (Cantos de las dos orillas y Pasión Vega sinfónica).

Por todo este seguimiento en cercanía a lo largo puedo decir que conozco bien su trayectoria que aprecio en lo que vale, por eso y por su voz ¿qué decir de su voz? Le tengo un gran respeto como artista, procuro no perderme sus conciertos y cada nueva presentación de sus trabajos es un gran acontecimiento, sin duda el directo es la mejor de sus armas para enamorar a cualquiera y a mí me tiene ganado desde hace años, una vez más estaremos el viernes 18 de noviembre en el Coliseum de Barcelona para disfrutar con Pasión Vega en directo.

De todas formas y como consideración personal, más sabiendo del esfuerzo y dedicación que requiere la elaboración y publicación de cualquier disco en  los tiempos que corren para vender discos, creo que la voz de Pasión Vega podría hoy volar más alto si eligiera composiciones de más calado, más poéticas y con más hondura temática, como sin duda merece la intérprete.

Sirva este apunte como crítica constructiva para próximas entregas, en mi opinión tal vez podría mejorar la elección de su repertorio, quizá atendiendo a más sugerencias o dejándose aconsejar por otras voces para alcanzar finalmente la excelencia que su voz aguarda, una categoría que tuvo por ejemplo con el repertorio de su disco Banderas de nadie en 2003.

La producción y posterior edición de su nuevo Sin compasión (Sony Music, 2011), a la venta desde el pasado 20 de septiembre, tuvo que retrasarse algunos meses como consecuencia de la coincidencia en el tiempo –según ha comentado ella misma en varias entrevistas- con cambios sentimentales y de mánager y pérdidas en la vida personal de la artista, quien dedica este nuevo trabajo a su madre, fallecida recientemente.

Aunque esté de más decirlo y como con cualquier novedad musical o creativa en general, es recomendable revisar la obra o escucharla detenidamente en múltiples ocasiones para emitir cualquier juicio de valor, quisiera que mi opinión fuera tomada por los lectores como la de un aficionado más, tan válida como la de cualquiera que escuche el disco, por esa misma razón que cada cual saque sus conclusiones prestándole la atención que merece el disco, así lo hice antes de escribir este artículo.

Aunque me cueste decirlo, mi primera sensación al escuchar Sin compasión fue la de estar ante un disco déjà visité, sin embargo tengo que decir que la obra ha ido ganando interés en su conjunto en siguientes aproximaciones, si bien no alcanza la excelencia que comentaba anteriormente, la excelencia que su voz merece, y más si contamos que ha estado seis años sin presentar temas inéditos desde su disco La reina del Pay-Pay. Pasamos a evaluar las canciones que componen el disco en un breve repaso más temático que musical:

Apuntar que musicalmente Pasión Vega confía de nuevo su sonido, los arreglos y la producción artística y ejecutiva del disco a Jacob Sureda, músico fiel con el que lleva ya muchos años de madura relación artística y con el que parece encontrarse muy a gusto, esencial en su camino.

Hablando del diseño del disco y aunque cada cual elige vestirse a su manera, en mi opinión ese nuevo formato elegido no es el más adecuado, con su forma rectangular y fabricado en cartón sin más protección, parece ser poco resistente al paso del tiempo, especialmente poco agradecido para los coleccionistas de discos, es un nuevo formato que se sale del habitual más cuadrado y por lo general protegido en caja de plástico. 

Además tanto el estilismo como las fotografías elegidas en portada e interior del libreto, así como el tipo de letra y colores utilizados en este trabajo me parece que no han sido elegidos acertadamente. Para los aficionados que se bajan los discos por iTunes este asunto carece de interés, lo fundamental es que las canciones sean de calidad. De cualquier modo no dejen de comprar el disco por comprobar si les gusta y por comprobar este aspecto del diseño que acabo de comentar, tal vez sí les guste, para gustos los colores.

Sin compasión de Pasión Vega se abre con No hay fracaso, o el optimismo hecho canción por Pedro Guerra, ésta es su primera colaboración juntos, un esperanzado y delicioso tema aunque por su candor no parece de este mundo, ¿seguro que no hay fracaso? En cualquier caso no está nada mal una dosis de energía positiva para empezar. Le sigue Y nunca te olvido, balada de amores que pasan pero que no acaban de irse, con el toque personal y reconocible de las cuidadas letras de Paloma Ramírez y la hermosa melodía del cubano Alejo Martínez, una pareja de autores residentes en Cádiz que ya habían aportado grandes temas al anterior repertorio de Pasión Vega, y que siguen cocinando muy buenas canciones a dúo, aquí un ejemplo.

Y es el turno de Jesús Bienvenido, otro autor al que la malagueña recurre frecuentemente en sus discos de temas inéditos desde la ruptura artística con su anterior autor de referencia, el también gaditano Antonio Martínez Ares, en este disco la primera de Bienvenido llega con El flamenquito que perdió las botas, canción que por cierto en la voz de su autor tiene mucho arte, sobre los amores de dos flamenquitos con algunos tópicos atravesados entre las estrofas. Seguimos con Eso no es amar, un bolero delicioso con sabor clásico de Ricardo Rivera en el que la artista parece hacer suya la historia, se revela acabando con amores ya pasados, oportuno desahogo, desaire, borrón y cuenta nueva y precioso tema. Y le sigue un fado de Jesús Bienvenido, esta Historia de un fado que en su triste sino lleva las lágrimas desde la Alfama hasta el mar y más allá, en estilo recuerda en su lamento al clásico Lejos de Lisboa, una joya de su anterior repertorio.    

A continuación el que fuera primer single del disco de título Rincones oscuros, equilibrado y pegadizo tema que trata el complicado tránsito de la superación personal ante una ruptura amorosa, obra de Manuel Carrasco que sigue creciéndose como autor, le sienta muy bien a la voz de Pasión Vega. Y llegan Los últimos, el tema-denuncia y con trasfondo social del disco, un tema más de Jesús Bienvenido, autor muy relacionado con el mundo del Carnaval de Cádiz, creo que en esta canción está por debajo del conjunto.

Pasamos A la hora de soñar, una buena historia que se inicia con sonidos cotidianos de un despertar a dos, escenario de amor y rutinas compartido y relatado con mucho encanto, detalles de intimidad con aires de tango, un magnífico tema de Antonio Romera ‘Chipi’, voz y compositor del grupo La Canalla, como detalle anexo decir que este tema puesto en boca de una voz femenina siembra dudas en relación al género en la estrofa final.   

Se escuchan rumores de copla, hablan de más y sin saber las malas lenguas que sentencian en ¿Qué fue de ti?, segundo tema de Ricardo Rivera en este disco: “Pocas cosas quedan que sean tan verdaderas como el silencio”, una hermosa reflexión muy a tener en cuenta. Después entramos en Esta eternidad sin ti, la segunda de Antonio Romera ‘Chipi’ sobre los fracasados amoríos de un donjuán entrado en años, el tiempo se escapó para este amante venido a menos, es una canción para ser cantada por un hombre, aquí en cambio la canta Pasión y por el género utilizado no cabe otra posibilidad, lo que hace menos veraz la historia, a mi entender queda por debajo del conjunto.

El único dúo del disco al son del cantautor cubano Raúl Paz llega a ritmo de Bolero con ron, tema de Jesús Bienvenido sobre las consecuencias y reacciones a un desamor que desatan las confidencias a un camarero en la barra de un bar, un desahogo etílico de lo más común que hace olvidar las penas de los protagonistas de esta historia. A continuación se presenta La niña Candela con su aire moruno para encenderse entre el fuego y la pasión de secretos prohibidos de una noche loca en el tercer tema de Antonio Romera ‘Chipi’ en el disco.

Cierra la colección la epistolar Habanera postal, también obra de Jesús Bienvenido y van cinco, de Cádiz a La Habana con un amor de por medio entre un gaditano y una mulata, nada es igual sin su amor entre La Caleta y el Caribe, un explícito homenaje a otro clásico: Habaneras de Cádiz, del que toma algunas referencias, otro tema que formó parte del repertorio anterior de Pasión Vega en honor a Cádiz, ciudad en la que vive, y también en homenaje a Carlos Cano, autor de la música, y de María Dolores Pradera, ambos la hicieron suya, ambos con recorridos espejo de otras trayectorias posteriores, espejos en los que con el paso de los años sería fantástico ver reflejada un día la figura de Pasión Vega, si la elección del conjunto de su obra finalmente lo confirma.       

Así veo este nuevo Sin compasión de Pasión Vega, una de mis intérpretes predilectas, elegante voz de seda, el presente de su trayectoria artística, y un deseo final que ya comenté anteriormente, el de seguir emocionándome con cada una de las canciones que el tiempo y sus decisiones futuras traigan en su voz, que al final no se diga lo que decía aquel viejo bolero de lo que pudo haber sido y no fue, más hondura y más pasión, y un último pedido, escuchen Sin compasión y valoren también por ustedes mismos, tal vez seamos demasiado exigentes...

Pasión Vega canta el 15 y 16 de noviembre en Málaga (Teatro Cervantes), el 18 de noviembre en Barcelona (Teatro Coliseum), el 28 y 29 de enero en Sevilla (Teatro Maestranza), no se la pierdan.










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
HOY DESTACAMOS
19 Festival BarnaSants 2014

el 15/04/2014

Esta pasada noche se han entregado los premios BarnaSants 2014 que en esta edición han recaído en Silvio Rodríguez (Premio a la trayectoria), Fernando González Lucini (Premio al activismo cultural), Javier Ruibal y Jabier Muguruza (Premios al mejor concierto) y un Premio extraordinario al espectáculo Cançons d’amor i anarquia dirigido por Joan Isaac.

HOY EN PORTADA
Entrevista

por Isabel Llano el 19/04/2014

Los poemas para adultos de la poeta madrileña Gloria Fuertes son desconocidos para muchos. Sin embargo, esta poeta, que no poetisa, ocupa un lugar imprescindible en la poesía femenina de posguerra. Su fama se debe principalmente a su obra para niños y su recordado programa de televisión Un globo, dos globos, tres globos, pero la etiqueta de poeta de niños ha ocultado una gran obra literaria.

 



© 2014 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Compartir

  

 

Acceso profesional