Portada > Opinión
Vota: +0

Gira europea

John Mayall: los viejos bluesmen tampoco mueren nunca

por Xavier Pintanel el 31/05/2010 

John Mayall, leyenda del blues, 77 años, casi 60 discos en solitario y 30 conciertos en 32 días de su gira europea. Datos que marean para unos conciertos con toda la fuerza que es capaz de transmitir un viejo bluesman.

Todo podía dar a entender a priori que John Mayall carecía del material genético suficiente como para dedicarse al blues: es blanco e inglés. Pero el joven Mayall se saltó las leyes de Mendel y, al cabo de los años, ha dejado pequeña la definición de "leyenda" para resumir sus más de 55 años de carrera.

 

Mayall ha sabido fusionar como nadie el blues y el jazz y combinarlos con otros elementos como el country e incluso el funky. Pero incluso más allá de su leyenda como músico, a Mayall se le considera un verdadero cazatalentos. Por su famosa banda "The Bluesbreakers" (literalmente Los Rompeblues), disuelta en el 2008, han pasado personajes como Eric Clapton, Peter Green —que más tarde fundaría Fleetwood Mac— o Mick Taylor, que abandonaría el grupo para incorporarse a los Rolling Stones en substitución de Brian Jones.

 

John Mayall se encuentra ahora inmerso en una maratoniana gira europea. 30 conciertos en 32 días, de entre los cuales escogimos asistir al del Auditori de Girona —extraordinaria equipación para una ciudad de menos de 100.000 habitantes—.

 

En esta gira John Mayall ha escogido un curiosa e inédita liturgia antes de empezar cada concierto: una hora antes de su inicio, el bluesman en persona recibe al público detrás de una mesa vendiendo —y cobrando— personalmente su último CD Tough y fotos dedicadas y, cómo no, estrechando manos, recibiendo elogios y fotografiándose con sus seguidores.

 


John Mayall firmando fotos a 5 euros
© Xavier Pintanel

 

Este exceso de proximidad y familiaridad lo hace funambulear peligrosamente entre lo simpático y lo patético pero —he aquí el milagro— de la misma manera que Clark Kent, un modesto articulista, es capaz de transmutarse en Superman, John Mayall tiene la capacidad de transformarse de venerable anciano de aspecto frágil en Leyenda con solo pisar el escenario y sin necesidad de ponerse los calzoncillos por encima del pantalón; vistiendo la misma camisa y los mismos jeans con los que apenas unos minutos antes había vendido fotos dedicadas a 5 euros.

 

Mayall, con 77 años, fue una bomba y sin casi despeinarse demostró que las leyendas carecen de edad y en todo caso, que quien tuvo, retuvo. En un concierto más bien breve, sin mayores pretensiones escénicas y pocas concesiones al espectáculo, le cedió el total protagonismo a las canciones, acompañado —Mayall siempre bien acompañado— por Rocky Athas (guitarra), Greg Rzab (bajo), Tom Canning (teclado Roland disfrazado de órgano Hammond) y Jay Davenport (batería); una banda con nombre tan desafortunado —The New Band— como extraordinario en su interpretación y virtuosismo.

 

John Mayall más allá de acusar la edad, disfrutó en el escenario en la misma medida —sospecho que a veces más— que un público que se entregó ya desde la primera canción: un solo de voz y armónica como homenaje a Sonny Boy Williamson, leyenda del blues.

 

No faltaron los clásicos como Oh, pretty woman de su disco Crusade (1967), Somebody's acting like a child de Blues from Laurel Canyon (1968) o California de su mítico The Turning Point (1969). Tuvo tiempo también para los homenajes en extraordinarias versiones de Mama talks with you daughter de J.B. Lenoir o Hideway de Freddie King.

 

Y, cómo no, terminó con Room to move, clásico entre clásicos, en una versión casi tan fresca como la original del The Turning Point.

 

Mayall vino a decirnos que los viejos bluesmen —como los viejos rockeros y los trovadores— nunca mueren. Afortunadamente.

 


John Mayall con Greg Rzab y Rocky Athas.
© Xavier Pintanel










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Novedad editorial

el 23/04/2017

Como parte de la conmemoración de los 100 años de Violeta Parra, y en el marco del Plan Nacional de la Lectura, nace el Cancionero popular de Violeta Parra que se presentó ayer en un picnic ciudadano en la Plaza Gabriela Mistral del Parque Metropolitano de Santiago de Chile.

HOY EN PORTADA
22 Festival BarnaSants 2017

el 29/04/2017

La histórica formación chilena Inti-Illimani se presentó el pasado mes de marzo en el cuarto de los conciertos dedicados a Chile como país invitado en la vigésimo segunda edición del festival BarnaSants. Un concierto donde celebraron el centenario del nacimiento de Violeta Parra y el medio siglo de su formación como grupo y en el que Natalia Contesse actuó como invitada.

 



© 2017 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional