Portada > Actualidad
Vota: +0

Augusto Blanca

Trovaritero de cinco décadas

MEDIOS el 12/07/2010 

Los Ires y venires del trovador Augusto Blanca fueron un regalo para el alma: pocas veces en la actual escena cubana se dan la mano —de manera tan apretada— la emoción y el divertimento; el buen gusto y la aparente ingenuidad; el deseo y la razón; la historia y la amistad: la verdad.

Por Estrella Díaz para La Jiribilla


Augusto Blanca
© Iván Soca
Personas/grupos relacionados

La sala Adolfo Llauradó de la emblemática Casona —en el Vedado habanero— aunque resultó pequeña, fue el lugar escogido para que el pasado 6 de junio, Augusto celebrara sus 50 años de vida artística con un espectáculo que mezcló varias manifestaciones y que al decir de la actriz Corina Mestre unió “sus tres grandes amores: el teatro, la música y las artes plásticas”.

La idea original del concierto fue de Rosy Rodríguez —imprescindible y ejecutiva— quien supo hilvanar la trova con la imagen, la actuación con las nuevas tecnologías, la juventud con la experiencia, la música en vivo con la grabada, el títere con la guitarra, el violín con el tres… amalgama que comenzó con la escena de Pikiti va a La Habana (de Graciela Peña) en la que interactuaron Corina junto a los también actores Michel Díaz Calero y Sisy Gómez.

 

Al Tema de amor de Pikiti (cantado por Michel) se sumó Augusto, y con Habanera del barquito transcurrieron los primeros minutos del recital que aunque un poco largo —casi llego a las dos horas— lo aderezó un movimiento escénico muy ágil que contó con una suerte de “escenografía interactiva” en la que el retablo y los títeres crearon y recrearon un ambiente de gran apoyatura dramática. Una de las esencias de Augusto es el ser, también, lo que algunos llaman “un hombre de teatro” y de esa condición, parece, no puede desprenderse. Por eso, tal vez, estuvo casi todo el tiempo sentado sobre un escalón de una improvisada escalera: atrezo a pulso.

 

Con el Tema del viejo titiritero (actuación especial de Pedro Valdés Piña, de Teatro de Muñecos Okantomí) Augusto acuñó el concepto de “trovaritero” palabra con la que pretende fundir dos de sus pilares (trova y tablas) y continuó con Trovada uno acompañado por Pepe Ordás, otro importante compositor, trovador y también “gran amigo”.

 

En su larga e intensa carrera como compositor, Augusto se ha distinguido por reforzar lo que él ha dado en llamar “la poblina” que no es más que un texto que evoca —casi a manera de testimonio- momentos, circunstancias y recuerdos; así llegaron Poblina del tiempo que pasó (con Pepe Ordás) y Caminito de la playa (también con Ordás y Corina) y continuó con una invitada especial Cary Rivero quien interpretó Cómplice Habanera, de la autoría de Blanca.

 

Momento para la remembranza lo fue Los amigos (adaptación del cuento de David García) en la que Augusto junto a la actriz María Eugenia García, se remontaron al año 1971 en el que bajo la dirección del argentino Adolfo Gutkin nace Teatrova, un interesantísimo proyecto que, en su momento, tuvo un gran impacto en la escena cubana.

 


María Eugenia García y Augusto Blanca
© Iván Soca

 

A mediados de Ires y venires llegó la trilogía Los tres deseos: El deseo (con la inclusión de agraciadas imágenes “que le pedí prestada a Walt Disney”, según confesó); El segundo deseo (tema ilustrado con hermosísimos dibujos del propio Augusto); y El tercer deseo (que contó con la interpretación, en vivo, del muy joven y talentoso violinista Jorgito Amado —de solo 12 años de edad— estudiante de la prestigiosa Academia de Música Alejandro García Caturla de La Habana).

 

Continuó con Soñar a toda costa y, después, una escena del Romance de Arlequín y Corista que fue la antesala del Tema de la ausencia en el que se incorporó Rochy Ameneiros quien continuó con Nube blanca, también de la autoría de Augusto. Rochy, joven voz de la cancionística contemporánea cubana, agradeció “la oportunidad de estar junto a un artista que admiro y quiero mucho”, dijo.

 

Llegó Poblina de mi abuelo el tabaquero y, mientras cantaba, se proyectó en pantalla grande imágenes del abuelo quien en el ya lejano 1888, instaló en la oriental ciudad de Banes la primera fábrica de tabaco bautizada con el emblemático nombre de El Faro; gracias al Photoshop, la imagen del abuelo aparece entre las marquillas de tabacos y en la supuesta tapa de una caja de puros de quien otrora fue próspero tabaquero.

 

Pero en este recorrido por su propia vida, Augusto no quiso dejar fuera a su otro abuelo y de ahí Poblina del primer amor que incluyó las sombras chinescas, técnica que solidificó uno de los momentos más tiernos del concierto porque proporcionó el vínculo entre la plasticidad de las imágenes (por evocadoras, delicadas y algo pueriles) con tema de la emigración de España hacia Cuba “en busca de fortuna”.

 

Amor en los tiempos es un tema muy peculiar inspirado en la novela Amor en los tiempos del cólera, del colombiano Gabriel García Márquez, que —al final— se mezcla con la inconfundible canción Perla Marina, del inmenso Sindo Garay y que contó con la irrupción de la conocida cantautora Liuba María Hevia. Liuba —quien dijo que era un “gusto y un privilegio el haber sido invitada”— interpretó Regalo, también de la autoría de Augusto.

 


Liuba María Hevia y Augusto Blanca
© Iván Soca

 

Con Poblina de los ires y venires —y las fascinantes sombras chinescas que generó Marta Díaz Farré— se acercaba el final del concierto, pero antes llegó una escena de Momo (escrita en 1973 por el novelista alemán Michel Ende y que es un verdadero canto a las relaciones de solidaridad y amor). Revisitar a Momo, me llevó atrás y recordé que 1991 y en medio del denominado período especial —que no fue otra cosa de la profunda crisis económica (y también de valores) que enfrentó Cuba luego de la caída de la campo socialista— Augusto y Corina se presentaban en una pequeñísima iglesia en la barriada de Santos Suárez y allí —cada fin de semana y con gran economía de recursos— realizaban la puesta en escena de Momo: felicitaciones para ambos que, en ese complicado instante, ayudaban “a que no perdiéramos el rumbo”, según acotó la actriz.

 

Dedicada a Noel Nicola —fundador del Movimiento de la Nueva Trova— fue No olvides que una vez tú fuiste sol, canción que puso punto final al concierto y que demostró que si espectáculo se inició a puro teatro tenía, necesariamente, que concluir con una gran salutación a la trova, género del que Augusto ha sido un cultor nato.

 

Pero, además así lo merecía el nutridísimo público que abarrotó la sala y que en su mayoría estuvo integrado por trovadores, pintores, poetas, escritores, críticos, actores y actrices entre ellos, Sara González, Diana Balboa, Vicente Feliú, Ángel Quintero, Mauricio Figueiral, Fernando Bécquer, Germán Piniella, José Omar Torres, Odalys Fuentes, Frank Fernández, Mariana Rivas, Lourdes de los Santos, Diego Cano, Raquel González, Carlos Ruiz de la Tejera, Juan Carlos Pérez, Eduardo Collazo (“Tatico”) y los vecinos del edificio Chivás —donde viven Augusto y Rosy— que en su totalidad, casi, asistieron al concierto.

Ya en los finales dijo el trovador: “a mis 62 años de vida y 50 dedicados al arte, amenazo con más” y ¡que para bien sea, Augusto! Gracias porque en tus Ires y venires se siente que hay verdad: tu verdad.










 
  

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Distinción

el 20/11/2016

Silvio Rodríguez recibió el pasado 18 de noviembre el premio Noel Nicola en su segunda edición que otorgan el proyecto para la canción iberoamericana Canto de Todos, el festival de canción de autor BarnaSants y el Instituto Cubano de la Música.

HOY EN PORTADA
VI Edición del festival Otoño en Navarrés

por María Gracia Correa el 30/11/2016

El sábado 3 de Diciembre de 2016 es la fecha en la que se celebrará una nueva edición del festival de canción de autor Otoño en Navarrés, que viene a homenajear un año más  a Joan Baptista Humet. Con este próximo encuentro serán ya seis las convocatorias  en recuerdo del cantautor que, a través de sus canciones, inmortalizó Navarrés (Valencia), el pueblo donde nació y donde reposa. Allí, como cada otoño, la música, las canciones y la figura del artista volverán a estar presentes en la memoria colectiva.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional