Portada > Opinión
Vota: +0

Festival BarnaSants 2011

Daniel Viglietti, un eterno joven que sabe envejecer

por Xavier Pintanel el 18/02/2011 

Daniel Viglietti presentó en el marco del Festival BarnaSants su espectáculo A dos voces. Pero no lo hizo solo: lo acompañó Mario Benedetti.


Daniel Viglietti y Mario Benedetti. Juntos en el BarnaSants 2011
© Xavier Pintanel

Que cada año que pasa tenemos un año más es una obviedad. Todos y todo envejecemos. Pero hay quien envejece bien y quien envejece mal. Con frecuencia asistimos en cualquiera de nuestros países a conciertos de viejas glorias, mitos vivientes —en el BarnaSants lo hemos visto también recientemente—, cuyo único valor —importante pero único— es el nostálgico.

 

No vaya usted amigo lector a esos conciertos a escuchar música. No vaya a emocionarse con una propuesta creativa y artística. No busque en ellos un crecimiento personal intelectual o humano. Vaya usted sólo a recordar lo jóvenes que éramos, las esperanzas que todavía no habíamos perdido, las estatuas de bronce que todavía seguían en su pedestal.

 

Y ese tipo de conciertos, esos actos fosilizados, ese ejercicio de improductiva nostalgia no es intrínsecamente malo, al contrario, puede emocionarnos —no por la vía artística pero sí por la vía sentimental— y entretenernos que es, al fin y al cabo, lo que se suele buscar en un espectáculo.

 

No es intrínsicamente malo para usted o para mí —público al fin y al cabo— pero lo es para los músicos que pisan el escenario, porque cumplir años y vivir en el pasado es envejecer mal. O, peor todavía, como Bruce Willis en The Sixth Sense (El sexto sentido), están muertos y no lo saben.

 

Es por eso que ver a Daniel Viglietti me reconforta. Viglietti está vivo y lo sabe. No renuncia a su glorioso pasado pero no se ha instalado en él. Viglietti cumple años pero cada día está más lúcido, más vital, más vivo. Viglietti sabe envejecer.

 

Esto es lo que demostró el pasado sábado en el BarnaSants cuando presentó su espectáculo junto a Mario Benedetti A dos voces. Y digo bien, "junto a", porque Benedetti estuvo allí. En ningún momento Viglietti nos hizo ver que el poeta estaba muerto en un claro ejemplo de que no es como los que viven "de" los que no están, sino "con" los que no están.

 

Con la ayuda de proyecciones de vídeo y registros en audio, Daniel Viglietti planteó el espectáculo como lo habría hecho si Mario Benedetti hubiera estado físicamente presente, lo cual llevó al concierto a unos niveles de emoción y sensibilidad difícilmente reproducibles si detrás de todo ello no hubiera estado presente el talento del trovador uruguayo y su respeto y amor por su compatriota poeta.

 

No fue un homenaje a Benedetti tal como se nos había anunciado. Fue un concierto a dos voces.

 


Daniel Viglietti
© Xavier Pintanel










 
PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Novedad cinematográfica

el 11/11/2017

En el marco del Memorimage – Festival Internacional de Cinema de Reus se ha presentado el documental «Serrat, el noi del Poble Sec», un documental dirigido por Lluís Permanyer y realizado por Eva Martínez que se adentra en los recuerdos de infancia y juventud de Serrat en el barrio del Poble Sec de Barcelona.

HOY EN PORTADA
México en Barcelona

por Carles Gracia Escarp el 22/11/2017

La artista oaxaqueña Lila Downs presentó su más reciente trabajo Salón, lágrimas y deseo en el Palau de la Música Catalana de Barcelona dentro de la programación del 49 Voll-Damm Festival Internacional de Jazz de Barcelona.

 



© 2017 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

   

 

Acceso profesional