Portada > Opinión
Vota: +0

Presentación en Granada del disco CAMINAR

Juan Antonio Muriel en La Tertulia

por María Gracia Correa el 27/01/2012 

El pasado sábado 21 de enero se celebraba en el emblemático local La Tertulia de Granada un concierto del músico y cantautor malagueño Juan Antonio Muriel, donde hizo un repaso de algunas de sus canciones más representativas, algunas de ellas incluidas en su disco Caminar publicado en 2011 y otras de sus anteriores trabajos o aún no editadas.

Granada es una ciudad donde la canción de autor tiene un carácter muy especial. Es la ciudad que vio nacer el movimiento Manifiesto Canción del Sur, cuna de cantautores muy significativos, aunque en general y desgraciadamente poco reconocidos. En ella se desarrolla cada año desde 2001 el Festival Abril para Vivir, cuyo nombre es un homenaje a la figura más grande y que mejor  ha representado la Canción en Andalucía, Carlos Cano.

Personas/grupos relacionados

Y un sitio que es emblema de la vida cultural granadina es La Tertulia,  un local acogedor e íntimo donde, durante todo el año, la canción ocupa un lugar primordial. Allí se ha celebrado el concierto del que hablo en este comentario. Juan Antonio Muriel es un autor fundamental en la Canción; el artículo de Fernando G. Lucini: Juan Antonio Muriel y su incansable «Caminar» lo describe muy bien, nadie sería capaz de expresar mejor  de quien se trata. Yo sólo vengo a contar como transcurrió uno de sus conciertos.

Nunca había podido verlo con anterioridad, así que cuando vi el anuncio del recital de Granada no lo dudé, me fui para allá, se cumplieron todas mis expectativas como aficionada y admiradora del artista. Ya me hubiera gustado poder verlo en Sevilla, pero 250 kilómetros no son nada para poder disfrutar de las canciones de un músico de su nivel.

El concierto se celebró el día 21 de enero y comenzó con una presentación por partida doble, ya que en principio estaba a cargo de una de las más representativas figuras de lo que fue el movimiento Manifiesto Canción del Sur, Antonio Mata. Sin embargo  fue Juan de Loxa, poeta indispensable de Granada, quien subió primero al escenario para hacer una introducción muy personal, y con un gesto muy significativo, entró poniéndose su sombrero "porque había que ponérselo para poder quitárselo delante de un autor muy grande".

Tras un breve recordatorio de lo que representó el Manifiesto Canción de Sur y de los autores que formaron parte del movimiento, entre los que citó a Carlos Cano, a Esteban Valdivieso, a Raúl Alcover y por supuesto a Antonio Mata, comentó la importancia de Juan Antonio Muriel, la grandeza de muchas de sus canciones, que habían quedado impresas para siempre en su memoria junto a otros temas fundamentales de artistas emblemáticos. Y para concluir y diciendo: “Vamos a escucharlo con los oídos y con el corazón” dio paso a Antonio Mata, que no quiso restar tiempo ni protagonismo y cuyas palabras exactas dejo aquí escritas: “Juan Antonio Muriel es de los cantautores más completos que hubo, hay y habrá en España, es uno de los grandes de la música….y punto”, con esto ya lo decía todo sobre él.

Y así salió Muriel al pequeño escenario de La Tertulia, con su guitarra, acompañado de la timidez y la modestia propia de los grandes artistas cuando se encuentran frente a su público.

“Hoy que tengo la vida por delante…. “  fue la primera estrofa que sonó, perteneciente a una canción que aún no está editada, y a ella le siguió: Una vez más, publicada en su disco Seguir viviendo y que personalmente considero muy especial, habla de la necesidad de sentir el mar de la gente del Sur, de la nostalgia que se siente al estar lejos de él. Esta cantada en tercera persona, pero quien la escuche con el corazón, como proponía Juan de Loxa, podrá notar a la perfección la añoranza de un malagueño en Madrid; contaba al presentar esta canción que en los años en la que la compuso se iba de noche a la Plaza de Oriente, porque al fondo entre las sombras parecía que se veía y se escuchaba el mar “pero de vez en cuando recuerda el mar y la felicidad se vuelve melancolía y así termina el día... una vez más”. 

Siguió con  la canción Caminar, que da nombre al disco, dice el cantautor en algunas de sus entrevistas  que “mientras estás caminando estás viviendo” (y no puedo evitar acordarme de una canción de HumetMe paga ya la vida: Cuantas veces creí que al final me la encontraría, que la felicidad sólo andaba a unos pasos de allí, cuantas veces me desesperé sin su compañía y volví de vacío, hasta el día que reconocí que nada espera al peregrino, la recompensa es el camino).

Después llegó Plaza del Atril, en la que recuerda a los músicos que muestran su arte en las calles, como dijo al presentarla, su asignatura pendiente. Y siguió con una canción curiosa, no publicada, que se desarrolla en un bar de carretera, dejando bien claro que no era autobiográfica y que él solamente entró a comprar tabaco (por si había dudas).

Continuó con No me dejes a solas, Cuanta ironía, la preciosa Querida Lisboa y A la orilla, ésta última la dedicó a Juan de Loxa y a Antonio Mata, y también a todos los que estábamos allí, quizás porque era la manera que tenía de definirse y de mostrarse tal como es frente a su público. Si pudiera me pararía a hablar de cada una de estas canciones, porque cada una de ellas es una joya, pero debo seguir, porque después de cantar un tema aún no publicado llegó Princesa. Explicó una vez más la historia de esta canción (aunque estoy segura de que todos los que estábamos allí la sabíamos).  Princesa fue compuesta a medias por Joaquín Sabina y Juan Antonio Muriel a principios de los años 80 y fue en 1982 cuando Muriel la grabó por primera vez en su disco Seguir viviendo, llevándola incluso al festival de Benidorm. Escuchar Princesa cantada por Muriel sólo con su guitarra es un auténtico regalo.

Pretendía terminar con No me interesa, una canción que habla de su rechazo hacia una forma de vida basada en la ambición y en la envidia: Yo no me paso la vida deseando ser como aquellos que pasan por mi lado, yo no me paso la vida suspirando por aquello que no tuve, por aquello que no fui…así ¿quién podría vivir?…No me interesa como viven los demás…No me interesa lo que tiene cada cual…No me interesa...

Pero vinieron los bises y nos dejó dos canciones más: El poeta y el rico compuesta por José Mª Alonso y publicada en su primer disco Poder andaluz y Pagaré (Joaquín Lera/Juan A. Muriel) como cortesía a gente del público que se la pedía. 

La hora obligaba a terminar y no hubo más remedio que hacerlo, pero estoy segura de que Juan Antonio Muriel habría seguido cantando en atención a su público, y quienes estábamos allí habríamos dado cualquier cosa por seguir escuchando canciones como Lo que más me duele, La canción del artesano, A diario y tantas otras.  

Poder asistir a este concierto ha sido para mí algo extraordinario, porque como bien dijo Antonio Mata, Juan Antonio Muriel es uno de los grandes de la música. Disfrutar de un recital de este nivel en una sala emblemática como es la Tertulia de Granada ha sido un verdadero lujo y poder contarlo en Cancioneros para los aficionados a la canción, una gran satisfacción.










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Sufrió un infarto el 9 de agosto

el 28/11/2016

La empresa de management de Luis Eduardo Aute, ha informado mediante comunicado que el estado del trovador "ha mejorado notablemente en las últimas semanas y que se encuentra en una nueva fase de recuperación."

HOY EN PORTADA
Tango en Barcelona y Canción maleva

por Carles Gracia Escarp el 06/12/2016

La canzonista cuyana Sandra Rehder cerró un ciclo de recitales de puro tango que ofreció en el Borne de Barcelona junto a Marcelo Mercadante al bandoneón y Gustavo Battaglia a la guitarra, el trío prepara un nuevo disco (Canción Maleva) bajo un sistema de micromecenazgo que finaliza el 24 de diciembre.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional