Portada > Opinión
Vota: +2

Presentación de arteSano en Barcelona

Poveda, puente y aparte

por Carles Gracia Escarp el 24/04/2012 

La maestría incontestable del cantaor Miguel Poveda luce en escena acompañada por un deleite de sonantas y se complementa con el centelleante colorido en el aire que protagoniza al baile La Lupi.

Presentación de arteSano en Barcelona © Carles Gràcia EscarpSentado en mi butaca a medio concierto pensé en no escribir crónica de esta presentación, la gira recién empieza y quería esperar a revisitar el espectáculo en otros escenarios como sin duda merece, dejando reposar el conjunto de estas primeras sensaciones para captar mejor sus esencias, en esta primera toma de contacto con el nuevo espectáculo sencillamente me dejé llevar y disfruté, sin tomar referencias para mi crónica.

Hoy, con el fresco de las seis y pico de la mañana, con mis ojos casi japonesitos de puro sueño, con los pétalos caídos de las rosas y los restos de hojas todavía verdes perdidas en las aceras, resaca ambiental y prueba fehaciente del paisaje ciudadano tras un Sant Jordi en Catalunya, la mañana dejaba en los diarios anuncios ingratos sobre economía: “Recesión”, grandes titulares y malos tiempos, ¡mire usted que crisis tiene este país! Me quedé de pie, sin asiento libre en el tren de las 7 hacia mi destino habitual y me vi de pronto envuelto entre lectores descubriendo nuevas historias entre las primeras páginas de los libros recién estrenados esa misma mañana.

Así, en este escenario y dadas otras circunstancias que no detallaré por nulo interés para este artículo, cambié de parecer y decidí en ese momento poner orden en mi caja de emociones, salpicada de imágenes y estribillos que van y vienen desfilando aleatoriamente desde que se alojaron hace unas pocas horas en mi interior en informal modo “okupa” tras vivir la presentación de arteSano de Miguel Poveda en el Palau de la Música Catalana de Barcelona, vivencias que aquí comparto, casi sin ser destiladas con calma, tal y como han ido surgiendo, a palo seco. 

El Palau en su conjunto es un monumento excepcional, lo saben todos aquellos que hayan vivido un concierto en este recinto lleno de arte y de historia, por esas mismas características monumentales hay montajes escénicos que no pueden tener cabida, los elementos que acompañarán al espectáculo en directo de arteSano durante su gira no pudieron participar en el montaje del Palau por esas especiales características de su propio y magnífico decorado. 

Miguel Poveda tenía ganas y necesidad de liberar su sentir ante el público como mejor sabe hacerlo, y como mejor se siente y disfruta es cantando, tenía ganas de abrirse y estallar abiertamente como la más viva primavera, como acostumbra Poveda fue rico en matices en su cante grande, se presentó fresco, frondoso, crudo, jugoso, firme, cálido, vulnerable, herido, siempre vibrante y generoso en repertorio.

Como dijimos en el análisis del disco, en la grabación de arteSano es más que destacable el tributo a la guitarra como instrumento fundamental del arte flamenco, en directo esa característica del disco se incrementa aún más. En la presentación en vivo Poveda contó con el personal toque de cuatro maestros que le acompañan en su Compromiso flamenco, como definimos entonces a este proyecto, son Chicuelo, Bolita, Parrilla y Guerrero. Una gran fiesta de sonantas para deleite del público que llenaba el teatro en este esperado concierto, aplazado en el tiempo desde el pasado 29 de marzo, día de huelga general.

Destacar la presentación de la bailaora malagueña La Lupi (Susana Lupiáñez), quien alcanza buen protagonismo en sus intervenciones en este arteSano en directo, poderosamente imaginativa, elegante en su movimiento llenando la escena, flamenca y contemporánea al tiempo, su interpretación es una gran aportación al espectáculo y una acertada elección como complemento de Poveda.

© Teresa Garcia

La Lupi sedujo bailando por malagueñas con las De la Peñaranda, en el cante sin duda mandaba Poveda, ella fue reconfortando y haciendo soñar con su baile, acariciando el aire con sus manos, en sus apariciones peinó delicadamente la voz de Poveda, por alegrías, por tangos, por sevillanas, por verdiales, por bulerías. La Lupi reinó en escena también en solitario, especialmente cuando bailó con un palo de agua al son de las guitarras y de las olas de mar, La Lupi entonces esperó en el puerto, contempló la bahía, se hizo mar y voló como gaviota, la de Málaga bailó al son de castañuelas, Coronel y Navarro a un lado y luego Carlos Grilo al otro, que arte el de Jerez y que poderío el de Carlos Grilo especialmente; la bailaora conmovió al respetable en los verdiales y mientras tanto Olvido Lanza lo hizo al violín.  

Como hemos dicho en alguna ocasión, Poveda se sabe rodear artísticamente de quien mejor le puede acompañar en su cante, hoy en el baile La Lupi, dando sabor jerezano en palmas y jaleos no faltan desde siempre Carlos Grilo y Luis Cantarote, en esta ocasión junto a El Londro, quien también completa al cante de Poveda en directo, como en las bulerías ¡Qué disparate!, en el disco en la voz de Rancapino. En la percusión Antonio Coronel y Perico Navarro marcan la diferencia y el compás, ya le acompañaron también en Coplas del querer.

Y la noche se encendió de la manera más oportuna posible, con el anuncio de su cante abierto, destilando la misma esencia del trabajo, el fin último de este arteSano: “Soñé un día que al cante le llamaban libertad”, la soleá apolá Con-vivencia, declaración de principios de este flamenco sin cerraduras ni mordazas que lo silencien. Siguieron las malagueñas De la Peñaranda, los tientos Con ser tan sabio, las bulerías de Cái ¡Qué disparate! Los tres cantes son parte indispensable del trabajo, parte de su columna básica flamenca.

A continuación y durante la presentación de la minera en homenaje A Pencho Cros, maestro de La Unión, hubo un alboroto desconcertante entre el público en el segundo piso, un individuo ajeno a lo que pasaba en escena dejó rastro de sinrazón dando muestra de falta de respeto por el público que asistía al espectáculo y especialmente hacia el artista, pero el espectáculo continuó.  

Poveda se mostró austero en sus intervenciones habladas, con su cante llena el aire y detiene el tiempo, así hizo revivir por bulerías la copla La ruiseñora de los Quintero, León y Quiroga, el público amante de la copla valora en lo que valen estas revisiones que descubren en el presente algunas joyas olvidadas del patrimonio musical y poético, un tributo al poeta Rafael de León.

© Teresa Garcia

Tras los verdiales que bailó La Lupi, se vivió la emoción más extrema en las seguiriyas, sentidas como nunca y con razón, Poveda se mostró hondo en su pena, derrotado, como ese pozo Hondo y sin soga que canta la letra popular, como ese arbolito querido en su recuerdo.

Acto seguido y sin tregua, no puede haber mayor contraste emocional y dificultad, Poveda marcó su puente y aparte y pasó de la más inmensa tristeza de las seguiriyas a la alegría de los tangos de Triana con ese Triana, puente y aparte, un puente que une ya para siempre a Poveda con Sevilla, y La Lupi en su baile devolvió algo de la indispensable esperanza para seguir adelante, sin embargo la vida como el agua del río para todos pasa y seguirá pasando.

El maestro Juan Gómez ‘Chicuelo’ dejó a continuación huella del protagonismo y personalidad de su toque interpretando sus bulerías Somorrostro, sencillamente espectacular.

Siguiendo con la presentación del disco, Poveda nos trajo y nos llevó a los fandangos por soleá: Te desafío, a la misma vida: “Te desafío yo a ti hasta con la muerte”, muy sentidos. Luego se fue por sevillanas, elegantes, hermosas, obra de Isidro Muñoz: Con luna y media. Y llegó a continuación Poveda con las historias de Serafino por alegrías, en el disco con Paco de Lucía, en el directo las interpretaron Jesús Guerrero y José Quevedo ‘Bolita’.

Dulce Nana de los rosales, aquella de Bernardo el de los Lobitos, con la que Poveda retrató a todas las madres del mundo, amor de madre que bailó La Lupi con ternura, el público soñó y el niño durmió.

Por Sant Jordi, en Barcelona y en el Palau de la Música Catalana que mejor colofón que El cant dels ocells, en la versión por bulerías mano a mano con Chicuelo, homenaje a la tierra que les vio nacer.

Ya fuera de programa, Poveda cambió de palo y nos desarmó por coplerías y por bulerías (Estando yo en el altozano) en las que se creció con esa pataíta que ya se ha hecho casi imprescindible, con descaro, con poder, Poveda es poderoso, Poveda tiene poder, y ahí lo demuestra una vez más, fiesta final por bulerías después de un delicioso salpicón de coplas, acabando todos juntos al ritmo que marcó el cante de Miguel Poveda, las guitarras, las palmas y el baile de La Lupi, ¡viva el arteSano!

© Carles Gràcia Escarp

Miguel Poveda. Presentación de arteSano en Barcelona. Palau de la Música Catalana. 23 de abril de 2012. Guitarras: José Quevedo ‘Bolita’, Juan Gómez ‘Chicuelo’, Manuel Parrilla, Jesús Guerrero. Baile: La Lupi. Percusión: Antonio Coronel y Perico Navarro. Palmas y jaleos: Carlos Grilo, Luis Cantarote y El Londro. Violín: Olvido Lanza.

Repertorio: 1. Soleá apolá (Con-vivencia) - 2. Malagueña (De la Peñaranda) - 3. Alegrías - 4. Tientos de Pastora (Con ser tan sabio) - 5. Bulería de Cái (¡Qué disparate!) - 6. Minera (A Pencho Cros) - 7. La ruiseñora - 8. Verdiales - 9. Seguiriya (Hondo y sin soga) - 10. Tangos de Triana (Triana, puente y aparte) - 11. Solo de guitarra (Bulería Somorrostro-Chicuelo) - 12. Fandangos por soleá (Te desafío) - 13. Sevillanas (Con luna y media) - 14. Alegrías de Serafino - 15. Nana (Nana de los Rosales) - 16. Bulería (El Alfarero) - 17. El cant dels ocells (Popular Catalana) - Bis. Bulerías.










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Distinción

el 20/11/2016

Silvio Rodríguez recibió el pasado 18 de noviembre el premio Noel Nicola en su segunda edición que otorgan el proyecto para la canción iberoamericana Canto de Todos, el festival de canción de autor BarnaSants y el Instituto Cubano de la Música.

HOY EN PORTADA
VI Edición del festival Otoño en Navarrés

por María Gracia Correa el 30/11/2016

El sábado 3 de Diciembre de 2016 es la fecha en la que se celebrará una nueva edición del festival de canción de autor Otoño en Navarrés, que viene a homenajear un año más  a Joan Baptista Humet. Con este próximo encuentro serán ya seis las convocatorias  en recuerdo del cantautor que, a través de sus canciones, inmortalizó Navarrés (Valencia), el pueblo donde nació y donde reposa. Allí, como cada otoño, la música, las canciones y la figura del artista volverán a estar presentes en la memoria colectiva.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional