Portada > Opinión
Vota: +2

Entrevista

Alejandro Filio: «Ojalá me censuraran en México porque eso querría decir que se ha entendido algo de lo que digo»

por Xavier Pintanel el 21/01/2014 

El trovador mexicano Alejandro Filio presentará en breve Se trata de sentir, un nuevo disco muy luminoso que rompe con la uniformidad de sus últimos trabajos y que refleja los cambios acontecidos en su vida profesional y privada en estos últimos tres años. Buena excusa para conversar con él.

Alejandro Filio © Juan Miguel Morales
Alejandro Filio
© Juan Miguel Morales
Discos relacionados
Personas/grupos relacionados
Artículos relacionados

 

Alejandro Filio vuelve con un nuevo disco, Se trata de sentir. Un álbum distinto, desde la concepción del arte gráfico hasta la producción, que por primera vez ha corrido a cargo de David Filio de Mexicanto, su hermano.

 

Es un disco que va desde el pesimismo más agrio al optimismo total. De alguna manera, el reflejo de lo que ha sucedido en la vida profesional y privada de su autor en estos últimos tres años.

 

He podido conversar con él de este y de otros temas y he visto un Filio más lúcido, más terrenal, más humilde. En fin, un Filio —como él mismo comenta— con nuevos ímpetus y enamorado: "Este disco es una nueva esperanza. Desde que veas la tapa es luminoso, es un Alejandro Filio que no se viste más de negro, sino que sale a la luz. Es un disco que propone a un Alejandro Filio no digo rejuvenecido, porque eso no es verdad, pero sí con nuevos ímpetus. Y un Alejandro Filio enamorado. Y dicen por ahí que «solo el amor engendra la maravilla»".

 

Nos traes un disco después de tres años donde me parece intuir que hay una transición desde unas canciones terriblemente duras como por ejemplo el Réquiem para un suicidio u otras muy desesperanzadas como No es pecado hacia unas canciones muy luminosas, cargadas de esperanza, cargadas de optimismo. ¿Esta transición de lo desesperado a lo optimista forma parte de alguna manera de tus vivencias personales durante estos tres años?

 

Sí, yo diría que forma parte de la vida, y de la vida de todos. La diferencia es que algunos las pintamos en las canciones. Pero creo que sí es esto precisamente, esa ambivalencia que tiene vivir, porque ese es el riesgo de estar vivo, el riesgo a permanecer en este suelo, de pie; es tener las dos alternativas, de irnos a la derrota total o de mirar las cosas de la forma más positiva, y comernos todo —como dicen algunos sevillanos— "sin espinas".

 

Así es como se va desarrollando el disco: desde el aterrizaje forzoso, hasta este despegue indispensable para seguir vivo.

 

De hecho el disco se llama Se trata de sentir.

 

El resumen en realidad es ese. Después de darle tantas vueltas y escuchar tantas cosas y ver tantas cosas en el tiempo que vivimos que nos lleva económicamente hacia arriba y hacia abajo, políticamente hacia arriba y hacia abajo, amorosamente hacia arriba y hacia abajo, socialmente arriba y abajo; al fin y al cabo de lo que se trata es de sentir para saber qué nos llevamos.

 

Los que hacemos la banda sonora de esto pensamos precisamente en lo que estamos sintiendo y el primer paso de cualquier artista es sentir, para después expresarlo. Y expresar es entonces plasmar lo que uno mismo se imagina lo que es, o lo que ha percibido del mundo. Y luego muchos otros se encuentran con esto y se dan cuenta que también lo sienten.

 

Es decir, yo diría que la piedra de toque, que la herramienta base, que la materia prima es sentir. Creo que la obligación del artista es mantenerse sensible. En lo bueno y lo malo.

 

Yo no digo que éste sea el último disco, ni que sea el último trabajo, ni hay una retirada, ni hay un "se terminó"; como tampoco digo que es el resurgimiento de un ave Fénix desde las cenizas. Creo que más bien es la conciencia por fin de que lo que se trata es de sentir.

 

¿Estás insinuando que has llegado a plantearte una retirada?

 

Sí. Llega un momento en que hay que abrir paso a los demás y que hay que dejarse descansar un poco y reposar y ser más relajado en esta cuestión obsesiva de seguir escribiendo canciones.

 

El planteamiento de retirarme sí lo contemple el año pasado, sin embargo me he dado cuenta que hay mucho que hacer todavía y que, sobre todo, toda la gente que viene detrás empujando fuerte sigue viendo en Alejandro Filio el ejemplo del no cansarse y de seguir creyendo y de seguir haciendo y de seguir creando. Esto ya conlleva una gran responsabilidad y sobre todo un gran honor y es un honor que no se abandona muy fácilmente. Al menos no ahora.

 

Porque a ti en estos últimos tres años tanto a nivel personal como profesional te han pasado muchas cosas, ha habido muchos cambios en tu vida y me ha parecido notar en este disco un cambio en la uniformidad que tenían tus últimos cinco discos de estudio. ¿Es posible que estos cambios en tu vida hayan propiciado esta nueva forma de afrontar un nuevo trabajo?

 

Claro. Y además esto que mencionas es muy importante. No puedes permanecer estático. A veces es duro, pero permanecer estático nos congela, nos elimina, nos aniquila. Yo no digo que hay que estar cambiando de mujer cada tercer día, por ejemplo, ni de trabajo cada tercer día, ni de partido político, ni de sentimientos; lo que sí hay que pensar es que el cambio y la revolución traerán nuevos cambios, que la crisis nos va a traer otras alternativas para hacer y estar y esto es precisamente también parte de la emoción de seguir vivos.

 

Sí, hay muchos cambios en mi vida y este disco viene a romper con todo. Desde la tapa, desde el color de la ropa, desde la forma de la mirada, desde la fotografía de Juan Miguel Morales, desde la concepción original musical por parte de David Filio y Alejandro Filio juntos, desde el habernos juntado después de muchos años.

 

A eso quería llegar. Por primera vez tu hermano David Filio produce un disco tuyo. ¿Cómo ha sido este trabajo de David? ¿Qué ha hecho David para que este disco sea mejor que si él no hubiera participado?

 

Él lo ha dicho muy claro: "He podido sacar a este pequeño Eric Clapton que he llevado dentro tantos años". Ese que no puede sacar en Mexicanto —el dúo que conforma junto con Sergio Félix— o el que no ha podido sacar en otras producciones bajo su responsabilidad. Y yo le he dicho "quiero que hagas lo que quieras, como a ti te guste". Y esto ha enriquecido mucho la producción porque ha sido libre de hacer y de proponer todo lo que ha querido.

 

Y después lo hemos evaluado entre Luis Gil, David Filio y yo y creemos haber llegado a un equilibrio muy interesante. Luis Gil con el oído tremendo que tiene —con muchos Grammys ganados por ingeniería de sonido—, la experiencia de David como productor y como "laboratorista" de sonido y la canción por mi parte. Esa canción que ha ido evolucionando, que ha ido creciendo, que ha ido madurando y que ha ido teniendo que cambiar porque la vida ha cambiado para mí y es una banda sonora. La música que hago sigue siendo mi banda sonora, que se encuentra con muchas otras más.

 

Otro de los grandes cambios que has experimentado, esta vez en el terreno profesional, es tu ruptura con la mánager que has tenido durante casi toda tu carrera. ¿En qué medida ha afectado eso —positiva o negativamente— a tu carrera?

 

Un cambio de mánager tenía que darse tarde o temprano. Llevábamos ya mucho tiempo juntos y era una agua que estaba ya estancada. Era un sistema de trabajo que se vuelve una máquina, y las máquinas, se terminan, se desgastan. Por eso hay una frase en el disco que dice "para terminar, tu máquina de amar te la devuelvo". Era necesario tener un cambio.

 

Si te parece vamos a hablar de algunas de las canciones de Se trata de sentir. Por ejemplo Mujer y domingo, que es un son jorocho y una canción terriblemente cargada de esperanza y de luz.

 

Sí, es una canción que desde su concepción es una experiencia maravillosa que es la de haber conocido a mi pareja, a mi mujer Susana…

 

A quien también le has dedicado Su

 

Efectivamente. Su es una forma de hablar de todas las cualidades, de "Sus" cualidades haciendo ese juego de palabras: "Su", "Su corazón", "Su tendida al Sol", "Su forma de andar", "Su sana el dolor", "Su sin motivos"; entonces creo que desde un principio es una canción muy afortunada, muy alegre también y es como una marcha con la que incluso se podría abrir el disco para poderle dar esa luz nueva.

 

Pero sí también habría que subrayar que esta canción es la prueba de que se puede seguir viviendo enamorado y de que el estado o la decisión y la responsabilidad de estar enamorado no estriba solamente en permanecer con alguna persona en concreto, sino que creo que este derecho de enamorarnos, de ejercer este amor responsablemente y realmente de repente nos lleva a preguntarnos qué tantas veces podríamos enamorarnos los seres humanos y qué tan real es esto de estar enamorado durante tanto tiempo.

 

Otra canción también muy luminosa es Pregúntale a Ana. ¿Quién es Ana?

 

Ana es una rana de peluche que forma parte de una historia pequeña dentro de esta etapa de relaciones "puente" al terminar una relación importante ya antes de encontrar a mi relación, a mi pareja.

 

Se trata de una de esas relaciones " puente" que te dan experiencias, que te dan la oportunidad de conocer personas y que me dio la oportunidad de conocer a una chica muy joven que estudiaba filosofía y la canción cuenta esa historia. Cuenta que venía esa chica por la calle con una flor buscando a un corazón callado, a un corazón cansado, uno cobarde, dice. Y luego al final dice "pregúntale a Ana cuanto te quiero" es ese peluche que simboliza el término de una relación "puente" y que se llevó todo lo bueno y todo lo que no pudo ser tan bueno.

 

Por el contrario hay otra canción, Desdibujados, que es una canción de despedida, de desamor. "Tu máquina de amar te la devuelvo" comentabas antes.

 

Sí, y antes tiene también una frase muy importante: "y para la verdad tan solo hay que mirar lo que tenemos". Yo no estoy incitando a las parejas que miren qué es lo que tienen para que terminen pero sí estoy hablando de que el amor que no se cultiva, el amor que no se renueva, el amor que no se refresca, el amor que no se compromete y no se ejerce como tal con las libertades que conlleva el amor, con la profundidad que tiene el amor; está destinado a morir, está destinado a sucumbir dentro de un mundo tan duro, tan difícil, tan frívolo y tan acelerado.

 

Y sí, es una canción de desamor y cierra como realmente deben cerrar los amores que se terminan.

 

Sin duda la canción más dura del disco es Réquiem para un suicidio hasta el punto que a uno le dan ganas de no entenderla.

 

Sí. Fíjate que lo primero que hice cuando tenía las 17 canciones seleccionadas por mí, se las mostré a David poco a poco y cuando escucho esta me decía que él se hacía de oídos sordos cuando escuchaba y le daba mucho miedo escuchar una crónica de un suicidio dentro de una canción, como si fuera un anuncio o como si fuera una carta que se puede dejar. Y le decía yo que no hablaba necesariamente de una muerte física o no estar en un sitio más. Creo que aquí lo que había muerto era la esperanza y eso era lo más importante. Y esa muerte era la más dolorosa y esa muerte era la más desesperada en ese momento.

 

Entonces hablar de Réquiem para un suicidio era decir "duérmete Filio que no hay nada que hacer" o "duérmete Filio que ya no hay más voz que te pida otro tono mayor o menor" y que la música ya no te da y no le das a la música. Entonces era más bien la muerte de la esperanza que debe de vivir siempre como una luz en todos los artistas.

 

También tienes espacio para la denuncia y los temas sociales —como en todos sus discos— como El engaño, una declaración de amor a México con frases casi épicas como "Viva México, cabrones" y de esperanza: "Hay un México caído pero es cierto que los buenos somos más".

 

Hablar hoy en día de un México más claro o de un México más real es nuevamente volver a la definición de Vargas Llosa de esa "dictadura perfecta", es decir la que se sobrelleva, la que existe y la que se vive cotidianamente en el país con tanta desigualdad, con tanta problemática económica y política. Alguna vez ya dije que ojalá algún día experimente la censura porque eso querrá decir que se ha entendido algo de lo que digo.

 

Hoy en día en México se vive una situación difícil porque se ha vuelto a un sistema, se ha dado la vuelta y hemos llegado al mismo lugar. Lo que sí no se puede dejar de lado es la memoria y lo comentaba precisamente hoy con Feliu Ventura, un cantautor que me impactado. La memoria no se puede borrar y si se puede hablar hoy en día que México es un país lastimado y que esta canción es el intento de decir que, a pesar de todo, "viva México", y cuando digo "viva México, cabrones" lo digo como dice Café Tacvba, de esa manera mexicana, que es una manera alegre, una manera positiva.

 

También hablas de la situación mundial en Canción sin dueño donde muestras una visión bastante desesperanzadora como queriendo decir "no hay nada que hacer".

 

No, no es que haya nada que hacer pero sí lo que hay que hacer es abrir los ojos, ver qué es lo que tenemos, lo que vivimos hoy después de tanta guerra, lo que sentimos hoy para seguir con tantos sueños. Por eso dice que esta canción no tiene dueño porque puede ser de todos y de nadie, puede quedarse en el olvido o puede ser el momento en el que alguien recapacite, piense y diga: "cierto, que lleva Lady Gaga en la cabeza", en dónde están las jugarretas mundiales de desaparecer a un líder del islam y decir que "lo hemos tirado al mar" y somos tan inocentes y tan ñoños como para tragarnos eso. Entonces creo que las explicaciones ante tantos fenómenos mundiales tan cínicos como el asesinato de Kennedy, como la muerte de Colosio, como tantas y tantas cosas, en Chile, en España, en todas partes del mundo. ¿Cuándo vamos a abrir los ojos? y ¿quién va a adueñarse de alguna canción para decir, esta me ha hecho pensar y recapitular un poquito todo lo que nos ha pasado en este tiempo?

 

Alejandro Filio en la playa de la Barceloneta de Barcelona, lugar escogido para las fotos de su nuevo disco «Se trata de sentir». © Juan Miguel Morales
Alejandro Filio en la playa de la Barceloneta de Barcelona, lugar escogido para las fotos de su nuevo disco «Se trata de sentir».
© Juan Miguel Morales

 

Hablábamos antes de tu reencuentro con David Filio y también me gustaría hablar de otro acercamiento que se ha dado en estos últimos años y es que has vuelto a hacer algún concierto con Fernando Delgadillo. ¿Cómo sido esta experiencia? ¿Crees que esta experiencia podría repetirse en Europa?

 

Tanto como repetirse en Europa, no lo sé. Sí hemos tenido un reencuentro muy importante porque nuevamente vivo en el Distrito Federal y hay un acercamiento, hemos coincidido en algunos conciertos que nos han dado la oportunidad de plantearnos cantar juntos y entonces ya lo hemos hecho como conciertos "Filio-Delgadillo" y todos esos han sido un éxito.

 

Habría que analizar un poquito la posibilidad para poder existir juntos en un lugar tan lejano y en un momento tan difícilmente económico como el que pasa Europa, y concretamente España que es la plaza que más nos interesa. Y esto habría que analizarlo y habría que dar concesiones por ambas partes para que se diera, para que realmente existiera. Es una propuesta que yo le voy a hacer a Fernando.

 

Y hablando de trovadores mexicanos, ¿qué puedes decirnos de los trovadores jóvenes de tu país? ¿Cual nos recomendarías?

 

Yo creo que no son muchos los que están haciendo cosas ya no digo diferentes, sino responsablemente, es decir, que están escudriñando las letras, rescatando las letras.

 

Yo puedo mencionar algunos nombres como David Aguilar, Raúl Ornelas, Leonel Soto y Poncho Maya junto a otros no tan jóvenes que ya conocéis como Mauricio Díaz "El Hueso", Alejandro Santiago, etc.

 

Regresemos a Buscando el alma, tu último disco, donde hay una canción hermosísima que es Olvidaba decirte que es una carta hacia tu madre en la que dices "Mira Filia, tu Filio no es ni bueno ni malo". ¿Si no es ni bueno, ni malo... qué es Filio?

 

No ser ni bueno ni malo es simplemente ser humano. Ser un hombre con buenos y malos momentos. Creo que todos somos eso, somos gente que estamos vivos y que estamos bajo estas influencias de todo lo que nos rodea. No somos buenos y malos somos simplemente el intento de ser lo mejor que podamos.

 

¿Se podría decir que estás viviendo un momento dulce tanto en tu vida privada como en la profesional?

 

Es un momento dulce pero muy consciente. Es un momento dulce pero no de los dulces quinceañeros, sino de esos dulces que ya se han saboreado y que se sabe que son buenos.

6 Comentarios
#6
Agustin Lopez Vlarde
Mexico
[18/05/2015 09:48]
Vota: +0
qué tipo tan fantoche!!
#5
Constanza Rozas
Chile
[14/09/2014 08:16]
Vota: +1
Cuando volverá Filio a Chile!!
#4
Gerardo Marti
México
[23/01/2014 03:38]
Vota: +1
muchas Gracias cancioneros.com !!! es raro ver una entrevista tan buena de filio.
#3
CAROLINA COLIN CONTRERAS
MEXICO
[22/01/2014 18:51]
Vota: +1
es admirable la forma de expresar los acontecimientos de tu vida de la politica de la sociedad sin dramatizar o rebuscar las formas;para todo eres un gran poeta.GRACIAS ALEJANDRO
#2
Equipo de Redacción
CANCIONEROS.COM
[21/01/2014 18:39]
Vota: +1
En un principio está previsto para principios de marzo, posiblemente el 13.
#1
Gerardo Marti
México
[21/01/2014 16:11]
Vota: +0
¿tienen idea de la fecha exacta de la salida del disco?









 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Sufrió un infarto el 9 de agosto

el 28/11/2016

La empresa de management de Luis Eduardo Aute, ha informado mediante comunicado que el estado del trovador "ha mejorado notablemente en las últimas semanas y que se encuentra en una nueva fase de recuperación."

HOY EN PORTADA
Tango en Barcelona y Canción maleva

por Carles Gracia Escarp el 06/12/2016

La canzonista cuyana Sandra Rehder cerró un ciclo de recitales de puro tango que ofreció en el Borne de Barcelona junto a Marcelo Mercadante al bandoneón y Gustavo Battaglia a la guitarra, el trío prepara un nuevo disco (Canción Maleva) bajo un sistema de micromecenazgo que finaliza el 24 de diciembre.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional