Portada > Opinión
Vota: +0

Fin de gira

Ebri Knight: La gesta de los caballeros ebrios

por Miquel Martínez Herrero el 14/11/2014 

Ebri Knight llenó la sala Music Hall en el último concierto de su intensa gira 2014. Han sido más de 50 conciertos en siete meses para el grupo catalán, que a partir de ahora se centrará en la gestación de su tercer álbum que verá la luz a principios de 2015.

Ebri Knight: La gesta de los caballeros ebrios © Facebook de Ebri Knight

 

Barcelona, sábado por la noche. La céntrica sala Music Hall acogía el cierre de la gira de Ebri Knight. Desde que en marzo de 2013 viera la luz su segundo disco, La Palla va Cara (La Paja va cara), más de 100 conciertos lo han llevado a infinidad de plazas, salas y festivales. Y es que Ebri Knight se ha convertido en una de las formaciones más solicitadas y exitosas de la escena alternativa catalana, como lo demuestran sus últimos veranos, hiperactivos y agotadores.

 

Tras casi dos años de presentación del disco, llega el momento de grabar nuevas canciones y dar a luz un tercer álbum. La fecha de salida está prevista para febrero de 2015 y la expectativa es alta. El sábado tocaba despedir el exitosísimo La Palla va Cara, y el grupo de El Maresme se puso a ello como de costumbre, dándolo todo encima del escenario. Esta es una de las claves de su éxito: el derroche de energía, entrega y actitud que demuestran en cada concierto. Saltos, gritos, rabia, tablas y, en definitiva, una gran presencia escénica grupal son una de sus mejores cartas.

 

Al otro lado del escenario, la sala Music Hall presentaba un aspecto estupendo. Centenares de fieles coreaban las melodías y letras del grupo y lanzaban proclamas políticas, haciendo especial referencia a la independencia de Cataluña. De hecho, la fecha del concierto, 8 de noviembre, iba como anillo al dedo por ser la víspera del 9N, la jornada histórica en la que los catalanes estaban llamados a votar para decidir si querían independizarse o seguir formando parte del Estado español. Esta consulta no era vinculante pero tenía un fortísimo valor simbólico tras meses de desencuentros y tensión entre los dirigentes de los gobiernos catalán y español. Pues bien, Ebri Knight se caracteriza por el fuerte componente político de su mensaje: de izquierdas, anticapitalistas, antifascistas e independentistas catalanes. Sin duda la fecha de 8N, a las puertas de un día histórico, hizo más especial e mágica la noche.

 

Ebri Knight combinó cortes del ya citado La Palla va Cara con otros de su primer disco, Tonades de fa Temps (Tonadas de hace Tiempo) (2012), y algunas versiones. Y para hacerlo, estuvieron muy bien acompañados por varios amigos y compañeros de viaje. Durante las dos horas de concierto, desfilaron por el escenario los valencianos El Diluvi, los mallorquines Taverners y el acordeonista vasco Xabi Arakama, que potenciaron el sonido folk de la noche con instrumentos como el flabiol, la bandurria y el acordeón; también hizo acto de presencia el cantautor valenciano Feliu Ventura, acompañado por el guitarrista Borja Penalba, versionando La Samarreta (La Camiseta), del cantautor valenciano Ovidi Montllor, y Arrels (Raíces), del histórico grupo catalán de folk Esquirols; y por último, uno de los momentos más aclamados de la noche fue la aparición de Juankar, bajista y cantante de Boikot, para interpretar dos clásicos del punk-rock español como No Somos Nada, de La Polla Records, y Mierda de Ciudad, de Kortatu.

 

Estos colaboradores pusieron especias al sonido característico que Ebri Knight ha se ha ido labrando con los años (que ya son 10, por cierto). Su propuesta es clara: una base punk-rock sin demasiados artificios y una sección de flautas y violín que se mueve entre las melodías tradicionales catalanas y la música celta; estos dos instrumentos, atípicos en el mundo del rock, le dan color y personalidad al sonido del grupo. El resultado, al que ellos llaman folk-rock hooligan, es una especie de Dropkick Murphys a la catalana, quizás un poco más soft.

 

El caso de los de El Maresme es curioso. Su discurso muy posicionado políticamente, inequívocamente de izquierdas y revolucionario, les ha alejado del foco de los grandes medios. Históricamente, el establishment catalán ha tendido a sentirse más cómodo con grupos de corte pop, inofensivo y comercial (un buen ejemplo de esto es el gran respaldo mediático con el que cuentan actualmente grupos como Manel o Els Amics de les Arts). Esto ha convertido a los Ebrios en un grupo incómodo al que no se ha dado demasiado bombo, por eso adquiere más mérito su gran irrupción en la escena catalana. Su media de 50-60 conciertos anuales en los últimos años, la enorme concurrencia de público en sus directos o su premio Enderrock a Mejor Disco de Folk (otorgado por votación popular) atestiguan su enorme popularidad. Ahora mismo no son muchos los grupos en lengua catalana más exitosos que los de El Maresme, se pueden contar con dos manos y son aquellos que están en primerísima fila: Manel, Els Amics de les Arts, Txarango, La Pegatina, Oques Grasses, Els Catarres y muy poquitos más.

 

El porqué de este gran éxito se explica por varios factores. En primer lugar y lo más importante, la propuesta es sólida y resultona, el mensaje es claro y llega y los directos funcionan muy bien. Muchos grupos, como los citados Dropkick Murphys, Flogging Molly o the Pogues, así como Celtas Cortos o Mägo de Oz en España, ya han demostrado que la mezcla de punk, rock o metal con elementos folk y celtas puede tener mucho recorrido. Otra posible clave de la irrupción de Ebri Knight es que, en Cataluña, el movimiento juvenil de izquierda revolucionaria está un poco huérfana de referentes musicales. Tras la disolución en 2005 de los catalanes Inadaptats y este mismo año de los valencianos Obrint Pas, Ebri Knight se ha convertido en uno de los grupos estandarte de una nueva generación. Lo evidencia su omnipresencia en fiestas, festivales y eventos organizados por los varios agentes de la izquierda independentista.

 

Y por último, un factor básico: Ebri Knight ha demostrado que ser muy de izquierdas y cantar a la revolución es compatible con ser un muy buen producto. El sexteto ha sabido crear una imagen clara y atractiva, llegar a la gente y ser un ente compacto y fácilmente vendible. Empezando por el nombre, un ingeniosísimo juego de palabras que mezcla el sonido de Every Night (cada noche en inglés) con las palabras Ebri (ebrio en catalán) y Knight (caballero en inglés). Nombre corto, fácil de recordar y muy bien pensado. Pero la prueba más clara de esta comercialidad bien entendida es el brutal éxito de sus camisetas con el lema Folk you!, juego de palabras entre Fuck you (que te jodan) y el concepto folk. Obviamente, la sala Music Hall estaba repleta de ellas, pero es más, es habitual ver esta prenda en ambientes la de izquierda independentista catalana. Un auténtico gancho comercial que demuestra hasta qué punto el grupo cala hondo en sus seguidores y saber hacer las cosas bien también debajo del escenario.

 

El del sábado fue un buen concierto. Éxito de asistencia, muy buen ambiente y colaboraciones de lujo. Además, a juzgar por la infraestructura de cámaras, es probable que la noche quede inmortalizada en un DVD. La del sábado fue la última página de más de un centenar. Infinidad de noches en las que el grupo ha presentado hasta en el último rincón su segundo álbum, el de su consolidación, el que los ha aupado a la primera línea musical catalana. Arnau, Albert, Toni, Víctor, Adrià y David son jóvenes y tienen todavía muchas cosas que decir, muchas conciencias que despertar y muchas plazas que levantar. En febrero llegará su tercer hijo, y mantener o superar el listón de La Palla va Cara no es tarea fácil. Les seguiremos expectantes.










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Distinción

el 20/11/2016

Silvio Rodríguez recibió el pasado 18 de noviembre el premio Noel Nicola en su segunda edición que otorgan el proyecto para la canción iberoamericana Canto de Todos, el festival de canción de autor BarnaSants y el Instituto Cubano de la Música.

HOY EN PORTADA
VI Edición del festival Otoño en Navarrés

por María Gracia Correa el 30/11/2016

El sábado 3 de Diciembre de 2016 es la fecha en la que se celebrará una nueva edición del festival de canción de autor Otoño en Navarrés, que viene a homenajear un año más  a Joan Baptista Humet. Con este próximo encuentro serán ya seis las convocatorias  en recuerdo del cantautor que, a través de sus canciones, inmortalizó Navarrés (Valencia), el pueblo donde nació y donde reposa. Allí, como cada otoño, la música, las canciones y la figura del artista volverán a estar presentes en la memoria colectiva.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional