Portada > Opinión
Vota: +3

Entrevista

Samantha Navarro: «Confío en la posibilidad que da el tiempo de terminar una cosa, como cuando sacás el vino del barril y lo dejás reposar»

por Manel Gausachs el 12/04/2015 

La cantautora uruguaya Samantha Navarro estrenó el pasado 26 de marzo en el Auditori Barradas de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) en el marco de la vigésima edición del festival BarnaSants, las canciones de su nuevo disco Saltar al tiempo deseado, la segunda parte de su trilogía sobre el Tiempo.

Samantha Navarro el pasado 26 de marzo en el Auditori Barradas de L
Samantha Navarro el pasado 26 de marzo en el Auditori Barradas de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).
© Xavier Pintanel

 

Tres meses antes de que se presente su nueva obra en Montevideo, el pasado 26 de marzo Samantha Navarro cantó las canciones de Saltar al tiempo deseado (Perro andaluz, 2015) en el Festival BarnaSants, tal como las compuso, ella sola a la guitarra.

 

Este nuevo disco son once canciones sobre la percepción del Tiempo en mayúsculas, del relato de lo vivido y de lo por vivir. Nueve de estas canciones son suyas, una de su admirado Fernando Cabrera y otra de Gustavo Príncipe Pena. En el 2010 quería "volver al inicio" y ahora quiere "saltar al tiempo deseado", y es que la idea del Tiempo interesa a Samantha hasta tal punto que también será el tema de su próximo disco, el que cerrará la trilogía.

 

La seis primeras canciones, que conforman el "Lado A" del disco, están grabadas con la banda que acompaña a Samantha des del 2011: Martín Ibarburu a la batería, Eduardo Mauris a las guitarras, Gonzalo Gutiérrez al bajo, Dany López a los teclados y Ney Peraza a la guitarra de 12 cuerdas. Y el "Lado B" está reservado para las cinco canciones más escuetas instrumentalmente. En esta segunda parte podemos escuchar a Fernando Cabrera acompañándola en Sudoku y a Samantha 'a capella' atreviéndose con La vida recién empieza del último disco de Cabrera Viva la Patria (Ayuí / Tacuabé, 2013), canción que encaja perfectamente con la temática del disco. Y el disco se cierra con Samantha reencontrándose con su compañero de generación Martín Buscaglia y Gonzalo Brown para cantar Porvenir.

 

Si en su debut discográfico en 1996 saltó a la arena pública con unas canciones sobre estereotipos femeninos que debían bastante al mundo onírico de Luis Alberto Spinetta, y su actitud al cantar era cercana a la de las 'riot girls' que dominaban el punk-rock de esos años, con el tiempo Samantha se ha ido aproximando cada vez más a la música urbana de Montevideo y a toda su riqueza y variedad. Con Saltar al tiempo deseado llega a la cúspide de este camino ya que se ha arrimado a toda una 'institución' del folklore montevideano, Edú Pitufo Lombardo. El Pitufo, el 'mago' de las mixturas entre Canción y folklore montevideano, ha sido el productor musical de este disco que se ha grabado, mezclado y masterizado entre julio y diciembre del año pasado.

 

Pero en lo que no ha cambiado Samantha desde el primer día es en dos cosas: en su personal sentido del humor y en su vocación de subvertir géneros musicales. Su música 'bossanovea', la influencia brasileña en sus canciones es evidente, y por eso a ella le guste definir sus canciones como "bossa truch" (bossa falsa). Pero también tiene alguna canción que bien se le podría llamar "bolero truch".

 

Nos reunimos con Samantha al día siguiente de su actuación en el Auditori Barradas de L'Hospitalet (Barcelona), en su hotel y frente al primer mate del día. Nos contó detalles de cómo ha grabado este disco, nos habló de su trabajo con Edú Pitufo Lombardo, echamos una mirada retrospectiva a toda su obra, ahora que ya ha llegado a la primera decena de discos, y hasta nos habló de cómo quiere que sea su próximo disco. Y para finalizar, y por si no fuera poco, le preguntamos sobre algunos de sus referentes musicales y sobre algunos cantautores con los cuales un servidor cree que tiene similitudes.

 

Samantha nos respondió con su particular sentido del humor repleto de sorprendentes metáforas internáuticas y científicas —no en balde Samantha estudió Química—, y de onomatopeyas y muletillas que resultan todo un reto transcribirlas negro sobre blanco.

 

Este "Saltar al tiempo deseado" me parece un disco de madurez, de hacer balance de experiencias vividas... ¿Esta es la idea general?

 

Sí... Es una reflexión entorno al Tiempo: al pasado y al presente y... al futuro en un punto. El Tiempo como un todo, como base del presente y trampolín para el futuro. Y también de la experiencia de las canciones como puentes hacía momentos... llenos de sentimientos y de vida... Esa posibilidad que nos da la Canción de escaparnos o de reflexionar sobre nuestra propia vida y la vida de los que están con nosotras.

 

¿Este disco forma parte de una trilogía que empezaste con "Volver al inicio" (Bizarro Records, 2010)?

 

Volver al inicio es como esa situación que había antes cuando estabas perdida en internet y aparecía la manito (el cursor del ordenador) y abajo la manito decía Volver al inicio. Ahora eso ya lo sacaron porque ya sabemos que volvés a un lugar donde todo empieza como de nuevo en el mundo ese de las páginas... que es como la vida misma que tenés un momento así como de confusiones y un momento en el cual decís "Bueno, no, voy para atrás, me concentro y veo como...". Ese disco (se refiere a Volver al inicio) también es básicamente guitarra y voz, que es la Canción como más pura...

 

Muchas canciones de los tres discos ya las tengo compuestas. Las compuse hace un tiempo ya. Algunas las empecé y no las terminé porque yo confío en el Tiempo, o sea en la posibilidad que da el Tiempo de terminar una cosa, como cuando dejás el vino en la botella... Viste... Terminás un vino, lo sacaste del barril y agarró todo ese viaje de la parte cinética, de las reacciones químicas de dejarlo en reposo para que se terminen de redondear determinadas historias.

 

¿Si algunas de estas canciones ya están hechas tiene alguna explicación las que están en el primero, en el segundo o las que te reservas para el tercero?

 

No, ninguna. (Pero rápidamente corrige) Bueno, sí, la explicación tiene que ver con el sentimiento que me va acompañando y con las nuevas que van apareciendo, porque hay canciones que son puentes. Por ejemplo, en este disco está 36, que es una canción que compuse cuando cumplí 36, yo ahora tengo 43... Es un canción entre comillas vieja, en Volver al inicio tengo una canción que compuse a los 15 años, que nunca había editado, y en el próximo disco voy a grabar canciones que empecé a componer cuando hice Volver al inicio.

 

¿En este disco hay algo de preocupación por el paso del Tiempo?

 

No, más que la preocupación hay la reflexión sobre el paso del Tiempo. Porque si lo mirás desde el lado preocupado puedes ser presa de la melancolía y de añorar algo que no existe. Porque lo único que existe es la Evolución, el pasaje, digamos que la lenta caminata hacia el Fin. (Y se ríe)... ¡Y disfrutando del pasaje porque si no te agarra la melancolía y te fuiste!

 

...Yo diría que tus canciones de melancolía poca... Mucho de ironía y un cierto humor escéptico...

 

Sí, hay una búsqueda del Humor porque siempre hay dos maneras, o más, de ver las cosas... Es como si entrase en un videoclub donde puedes escoger Drama, Comedia dramática, Drama de época, Drama bélico, Historia,... Yo estoy buscando Comedia, Comedia dramática a lo sumo (como máximo). ¡Y con final feliz! (Y se ríe).

 

Portada del disco «Saltar al tiempo deseado», Samantha viajando en su Fiat Panda por el cielo montevideano.
Portada del disco «Saltar al tiempo deseado», Samantha viajando en su Fiat Panda por el cielo montevideano.

 

De este disco me ha gustado que hay un tres en la canción "Sudoku", hay guitarras de 12 cuerdas... Hay muy poca guitarra eléctrica. En este sentido es un disco muy acústico como "Volver al inicio". ¿Toda la trilogía tendrá este 'sonido'?

 

No sé... Encontrar el punto justo todavía no lo encontré. Tengo la idea pero no el sonido todavía... Es como muchas veces que encuentro el título antes que inclusive las canciones que van a ese lado, porque es como que 'me sopla' la idea. Es como un proceso subconsciente, de sueño que se va alimentando... Este 'sonido' de hecho lo empecé cuando terminé el otro disco que es cuando armé esta banda... Cuando terminé Volver al inicio me salió hacer un DVD con Agadu (la Sociedad de Autores de Uruguay) que se llama Autores en vivo. ¿No sé si lo has visto?

 

Sí, se proyectó aquí dentro de la programación del BarnaSants '13...

 

Ahí estoy con casi toda esta banda, con algunos cambios porque ahora no estaban todos en Uruguay, si no hubieran sido los mismos músicos. Por eso yo te digo que yo confío mucho en el Tiempo, en la posibilidad de trabajar con el Tiempo a tu favor. A veces como que está de moda toda esa historia de la presión del Tiempo, y de tener poco tiempo para realizar las cosas como en los 'realitys' que tenés 30 segundos para hacer un pollo con papas... (Y se ríe) Yo soy todo lo contrario...

 

Este disco también tiene esa cosa de haber sido grabado en vivo. Nosotros ensayamos mucho con la banda y trabajamos con el productor, con en el Pitufo...

 

Pues en la carpeta no se indica que se ha grabado en directo...

 

No está aclarado pero está grabado casi todo en directo. Hicimos una sesión de grabación de todo un día y grabamos el lado A, que es todo de banda. Entonces, claro, el sonido es súper orgánico, porque está vivo realmente. Luego corregimos algunas cosas: yo metí en algunos casos la voz después, en otros casos es la misma que grabé ahí en directo... Este es un disco a diferencia de Volver al inicio, quizás, en el cual trabajamos el sonido mucho, pero siempre de manera orgánica... Grabamos y luego conseguimos unos equipos buenísimos, lo pasamos por esos equipos, volvimos a grabar el sonido. (...) Entonces trabajamos mucho el sonido a nivel de esa cosa como 'de antes' que había, esos micrófonos increíbles que ahora en Uruguay no hay muchos... Buscábamos un sonido muy cálido, de estar ahí... Un sonido entre comillas viejo, con esa sensación de cosa 'nutritiva', podríamos decir.

 

Nos acabas de hablar de que el "Lado A" y "Lado B" son muy distintos... Esto, evidentemente, elude a los vinilos antiguos, ¿no?

 

¡Es que vamos a hacer un vinilo! Es una cuestión de dinero (Y ríe). Este disco fue pensando también así, Lado A es la parte con banda, básicamente es el mismo sonido acústico pero de banda, de banda tipo jazzera un poco...

 

¿En la línea del "sonido" del DVD "Autores en vivo" de Agadu...?

 

Sí, exactamente, ahora con bajo y batería más batería, porque en aquel caso era más percutería, porque era batería con percusión, y en este disco es más batería batería. Pero la diferencia es muy pequeña... Y el Lado B es un lado en que cada canción es un mundo distinto, es una cosa distinta y donde están los invitados...

 

Hablemos de tu trabajo con Pitufo Lombardo. Cuando me llegó la noticia de que este disco lo hacías con él pensé que el resultado final se acercaría a la Murga, porque a Lombardo se le conoce sobre todo por los trabajos que hizo con Jaime Roos a mitad de los 80 con canciones como "Los pequeños murguistas", "Brindis por Pierrot", "Cuando Uruguay juega"...

 

Sí, él fue el primero en acercar la Canción como tal a la Murga, y modernizó la Murga. Él es una figura clave. Él empezó muy pequeño, creo que a los 15, ahí ya estaba... Formó parte de Falta y Resto, formó parte de proyectos muy importantes de Murga pero también de Canción porque él estuvo también con Lazarov... Hicieron ahora un libro sobre su vida, con son entrevistas. (Se refiere a "Bien de al lado. Vida y música de Edú Pitufo Lombardo" de Fabián Cardozo (Editorial Fin siglo, 2014)). A través de su vida se recorren un montón de líneas de lo que es la música del Uruguay entre comillas, más que del Uruguay te diría que de Montevideo, porque la Murga es un fenómeno montevideano que ahora se está replicando en el resto del país.

 

Y bueno, a mí lo que me pasa es que soy súper fanática del Pitufo desde hace muchos años. Lo conocí a través de Contrafarsa, esta murga que fue la primera en hacer determinadas cosas a nivel sonoro que nos llamaron mucho la atención y que ahora son moneda corriente. Una emoción increíble de la utilización de determinadas canciones que no se usaban normalmente, porque muchas veces la Murga lo que hace es agarrar unas melodías de canciones y cambiarles la letra e incorporarlas... Creo que acá, la chirigota (se refiere a la chirigota de Cádiz) creo que también tiene un perfil que agarra canciones populares y las llevan para adelante, pero en el caso de Montevideo hay el elemento 'Afro' que se cuela en lo que es la batería. Es diferente.

 

Bueno, y él es un percusionista increíble, un guitarrista alucinante, cantante impresionante... y un compositor increíble. Yo lo conocí también de compositor con un disco que me arrancó el cerebro que se llama Rocanrol (Montevideo Music Group 2008). Ahora está por editar su tercer disco, el primero era este Rocanrol, el segundo Ilustrados y valientes (Montevideo Music Group 2011) y el tercer no sé cómo se va a llamar, está en eso. (...) Yo soy gran admiradora suya de toda la vida. Lo adoro. Para mí él es mágico. Y lo fuimos a ver un día que tocaba cerca de mi casa, él sólo con la guitarra. Y mientras estaba tocando y cantado, vi que su manera de cantar tiene muchos puntos de contacto con mi manera de cantar. Yo vengo de otro mundo, no vengo de la Murga... Pero fue como que tuve una epifanía en el cerebro... Pfff... Dije "¡Pá!, le voy a preguntar a ver si...".

 

¿Cuáles son estos paralelismos en vuestras respectivas maneras de cantar?

 

La emoción, el uso del vibrato, la búsqueda de melodías rítmicas, cierto humor también en la manera de cantar, de picardía... Por todas esas cosas sentí como que era mi hermano, que yo era como la hermana menor del Pitufo... Y bueno se terminó el concierto y le digo: "Hola Pitufo, ¿cómo andás?" "Hola Samantha" "Estoy muerta de la emoción, me vino un flash, me vino una iluminación, te quiero invitar a ver si te copás de producir mi próximo disco..." "Ahhh... me lo tengo que pensar". Estuvimos hablando, coordinando los horarios que era lo más complejo, las agendas, y bueno lo hicimos.

 

Para aclarar conceptos, porque esto a veces no es igual en cada país, en los créditos Edú Pitufo Lombardo aparece como "producción musical", ¿eso quiere decir que también ha participado en los arreglos de las canciones?

 

Sí, claro, en los arreglos, en las estructuras de la canciones... Incluso me corrigió algunas partes de harmonía de algún tema. Yo de repente pasaba por un acorde que era redundante y no era necesario... "A ver, prová sin ese acorde...". "Ah... queda mejor sin ese..." ¡Pá! ese tipo de cosas...

 

¿Pero entonces los arreglos son suyos?

 

Mmm... Más bien ha tenido que ver con la idea. Los arreglos los fuimos armando (haciendo) con la banda y con el apoyo de él, pero los arreglos son una creación colectiva... Se trabaja mucho de esa manera en Montevideo y en Uruguay, con la cosa colectiva de la banda, con una idea general y después cada músico participa colectivamente y opina sobre el otro. Pero la cuestión es tener a alguien que decida lo último. Si tenés cuatro versiones de lo mismo, que alguien decida cuál es la buena entre comillas... Las cuatro están buenas, ¿pero cuál es la más mejor? Tenés que elegir, sino te enloquecés. Ese trabajo lo tiene que hacer alguien que tiene que estar 'de afuera', escuchando... Eso lo hizo Pitufo...

 

(...) Por ejemplo, yo tenía algunos arreglos para canciones que al final no los usamos. Para la canción de Fernando Cabrera (se refiere a La vida recién empieza) yo tenía un arreglo con ukelele, y a él se le ocurrió hacer esa otra versión que estoy yo sola y después tengo un arreglo de voces que lo hizo él...

 

Por cierto, todas esas voces son tuyas, porque estás doblada, ¿no?

 

Sí, sí... yo soy la única mujer que aparece en el disco grabado. (Y sonríe). Y bueno, es muy interesante trabajar con un productor así. Yo ya había trabajado con Martín Buscaglia y con Montemurro... Trabajar con el Pitufo es muy agradable: acelera los tiempos, me parece que mejora el producto porque permite verlo desde otro lugar y un montón de cosas... Es como que te da más tranquilidad. Si no yo soy un poco una 'brochette', a veces le doy muchas vueltas a algo que no hay que darle tantas vueltas. (Una 'brochette' son pinchos de carne insertada a los que se da vueltas encima del fuego. ¡Sugerente metáfora!).

 


En el Auditori Barradas no cantó No quiero hablar de esas cosas pero sigue siendo una de sus canciones más recordadas de su debut en 1996. Aquí la vemos en el Ciclo Autores en vivo de Agadu (Sociedad de Autores de Uruguay), en el 2011.

 

A veces te he oído definir tus canciones como 'bossa trucha', que en castellano de España sería como 'bossa falsa'...

 

(Sonríe) Sí, 'chunga', 'falsa', 'como un símil', como 'una especie de'... Ahora bien una manera un poco menos despectiva... Aunque a mí no me molesta que sea despectiva porque no me quiero poner en el lugar de que puedo hacer una 'bossa', porque tendría que estar en los años 50 tomando caipiriña, en la playa... (Y ríe). Yo también lo llamo 'samba truch', o 'bolero truch'... Tengo todas estas exploraciones de toda índole...

 

Sé que recientemente, en el último Carnaval, has participado ya has compuesto para la comparsa Senegal de tu barrio de Belgrano...

 

Es la segunda vez que participo en Carnaval de cantante. En el 2011 ya compuse para la comparsa Mi Morena una con letra de Jimena Márquez y la de este año se llama Señora Revolución.

 

Siguiendo en esa línea de lo 'truch' y del Carnaval... ¿Para cuándo una murga 'truch'?

 

Y bueno, es más complicado. (Y sonríe). No te digo que no lo he intentado. Lo estoy intentando. Ahora estoy trabajando en una canción justamente que va por ese lado y que sería para el próximo (disco). Es como una murga medieval 'truch'. (Y frente a mi cara de asombro dice) Sí, porque tiene unas melodías que van por lo 'medieval'.

 

 

 

El concierto de Barcelona Samantha lo consagró al nuevo disco. Sólo faltó una de las 11 canciones de Saltar al tiempo deseado. Abrió con la proyección del videoclip de la canción 36, que ha hecho su hermano Martín R. Stein, seguido de Borrachera, quizás las dos canciones que sintetizan mejor la temática del disco.

 

No faltó la canción más bella del disco, en mi modesta opinión: la delicada e hipnótica Contigo. La cantó acompañada a la guitarra y voz de Enric Hernàez, su compadre catalán con el comparte referencias brasileñas. Destacó la armonización de sus voces ligeramente a canon y la expresividad que le dio al tema la guitarra de Enric. Y repitió el dueto con Distancia justa, composición de Hernàez de la cual hablaré al final del artículo.

 

Tampoco faltó su versión de La vida recién empieza de Cabrera. Eso sí, obviamente sin los otros yos que la acompañan en el disco. La cantó totalmente 'a capella'. El repertorio, que llegó a la veintena de canciones, se completó temas antiguos como Ana Lía y, a petición directa del respetable, con Matrimonio.

 

Y, dando muestras de su espíritu inquieto, sorprendió al público cuando se arrancó con los primeros acordes de Homenatge a Teresa (Homenaje a Teresa) de Ovidi Montllor. Para preparar este concierto Samantha se sumergió en la obra de Montllor y asía poder unirse al homenaje que el BarnaSants dedica este año al cantautor valenciano. Y finalmente eligió este bello y, a la vez, escalofriante retrato de la miseria moral de la posguerra española y del franquismo. La cantó en una traducción en la que participó el director del festival, Pere Camps, y en la que es probablemente la primera versión castellana que se hace de esta emblemática canción. Una adaptación rioplatense donde Teresa educa a los alumnos aventajados de la calle y absentistas de la educación 'nacional-católica' de los años 50 levantándose 'la pollera' (la falda).

 

Y es que Samantha, a lo largo de su carrera discográfica de casi ya 20 años, ha mostrado varias veces interés por canciones en otras lenguas. Hace unos años se atrevió con A primeira vista de Chico César, que han versionado al castellano músicos de la talla de Pedro Aznar. En un principio la quería cantar en portugués, pero le dijeron que su dicción no era muy buena y la tradujo al francés. Y es que esta inquieta ex-estudiante de Química, que se dedicó a vender vinos en un determinado momento de su vida (!), estudió en un liceo francés y, como dice en su canción Jardín japonés, tiene la asignatura pendiente de aprender portugués.

 


Samantha Navarro cantando su adaptación al francés de A primeira vista de Chico César en el Ciclo Autores en Vivo de la Agadu, 2011.

 

Observando toda tu obra con perspectiva, uno ve que cíclicamente haces proyectos acompañada. Pienso en los discos que has hecho con Federico Deutsch o Alejandro Tuana, o con tu banda La Dulce o con Trovalina. ¿Esto tiene alguna explicación o se ha dado por casualidad?

 

Para mí lo importante es el cambio, la posibilidad de explorar. Entonces una vez que encuentro una cosa y la exploro profundamente —porque implica un montón de vida, de energía y muuuucho.... trabajo— después de eso ya me interesa otra cosa. Como que ya 'pasé esta pantalla', 'ahora voy a la otra pantalla', 'a la del costado'... Entonces la característica de mi obra podríamos decir entre comillas que es el cambio, el cambio todo el tiempo.

 

(...) El primer disco de la trilogía es con la guitarrita, este segundo tiene banda y cosas raras, y el tercero... (Y hace una pausa). Mi idea, por ahora, es ir explorando con sonidos como de los 60, con música electroacústica... ese 'viaje' mezclado con la canción. Una parte de mi cerebro que ya me pide "¡Algo nuevo!, ¡Algo nuevo!", pero lo que pasa es que no puedo porque antes tengo que presentar este (nuevo disco)... (Y se ríe).

 

¿Cómo surgieron La Dulce o el proyecto Trovalina?

 

En el caso de La Dulce fue la idea de un amigo mío, Diego Masi. Yo tenía el problema que siempre trabajaba con músicos sesionistas (de sesión), cuando era más chica. Entonces me resultaba muy complicado armar (montar) shows. No me gustaba tocar sola y era complicado. Entonces me llama Diego, que es un artista que se dedica básicamente a la pintura... Él me enseñó a trabajar en series. Yo ahora trabajo muchas veces como si trabajara en un taller de pintura que cada día voy, pinto y pienso... O sea, esa cosa de trabajar en series. Antes hacía una canción y de repente ya pasaba a otro 'mundo'. Ahora es como que exploro la idea en varias cosas... Entonces Diego me llama a casa y me dice: "¡Tengo la solución! Llamá a la Chacha, o sea a Ana Claudia de León, a Andrea Viera y a Lucrecia Basaldúa y armate una banda toda de chicas con un sonido diferente, 'pin-pum-pán', percusión rara, saxofón, flauta y chelo". "¡Qué idea buenísima! ¡Nunca se me hubiera ocurrido!" porque en aquel momento yo trabajaba con el formato bajo-batería-guitarra eléctrica. Empiezo a llamarlas a todas...

 

¿Diego os conocía a todas por separado...?

 

A la única que no conocía era a Lucrecia. Y las otras al toque (rápidamente) me dijeron que sí, Lucrecia se iba a Berlín o no sé qué historia y nunca pude tocar con ella... Y de ahí nació la primera La Dulce. (...) Luego se añadió Mariana Vázquez, otra guitarra, y empezamos a trabajar más en los arreglos de voces... Y bueno, hicimos 2 discos, estuvimos 10 años tocando y generamos "una movida". (...) El repertorio básicamente eran canciones mías aunque en un principio la idea era que compusiéramos todas pero... no llegamos a ese lugar.

 

Después en el caso de Trovalina es una idea de Gustavo Etchenique, el esposo de Rossana Taddei y percusionista y baterista ¡mítico! Yo me acuerdo de ir a ver shows, ni me acuerdo de qué shows era, pero yo iba porque estaba Gustavo tocando, porque él ha tocado con mucha gente... Soy 'refanática'. (...) A Gustavo se le ocurrió porque hace muchos años hicimos un espectáculo con Rossana que éramos nosotras dos y el Tatita Márquez, que es un percusionista muy 'salado' de allá que tiene mucha exploración con el candombe, con el candombe pasado a 'dance' y todo eso; y con Nico Mora que es guitarrista de Leo Maslíah. Todos amigos... Cada uno trajo a uno y armamos la banda. Nos divertimos como locas, pero eso quedó y nunca más hicimos nada más... Mezclamos nuestros repertorios más algún tema de (Eduardo) Mateo y de (Alfredo) Zitarrosa... Muy divertido... Y bueno, cada vez que nos veíamos con Rossana decíamos: "¿A ver cuando hacemos algo de vuelta?".... Pasó y pasó el tiempo y nos encontramos justamente por (Festival) BarnaSants, en un par de 'toques' (de actuaciones), y entonces a los dos días de habernos encontrado me llama Rossana y me dice: "Se le ocurrió al 'Cheche' que vamos a hacer algo nosotras tres: Eli-u (Pena), tú y yo y vamos a armar una historia" "¡Buenísimo! Tenemos que hablar con Eli-u para ver cómo lo armamos. Cada una trae un músico, armamos una historia y mezclamos los repertorios". Entonces fuimos a la casa a comer... ¡Obviamente! para hacer música hay que comer y tomar vino ¡Fundamental! Y allí a mí se me ocurre la idea de llamarlo Trovalina, porque como 'Trova' y como una aspirina, como una droga legal que genera felicidad a través de las canciones...

 

Bueno, en Uruguay hay muchas que son legales...

 

Sí, sí... (Sonreímos). Y bueno, viene por ese lado... El mensaje es que a través de la Música y del 'buen rollo' —que le dirían acá— de la buena energía... (Y deja inacabada la frase). Es un espectáculo lleno de buen humor, maravilloso. Cada música trajo su músico consorte: Rossana trajo el propio marido, batería; Eli-u trajo el bajo, y yo traje a mi tecladista Dany López, que es un gran gran gran cantautor, impresionante.

 


Cantando Jardín japonés con La Dulce. Amistad, mate y rocanrol en la "azotea" de la Televisión Nacional del Uruguay (TNU).

 

Ahora que ya has llegado a la primera decena de discos, seis en solitario y 4 con banda o acompañada, te propongo que los repasemos desde la distancia.

 

...Desde la distancia... (Y sonríe).

 

"Samantha Navarro" (Ayuí / Tacuabé, 1996).

 

¡No logré ponerle título! (Se ríe). No sabía si iba a grabar otro disco en la vida o no, entonces me hice 'todo'. Es un disco ecléctico, podríamos decir. Un sonido totalmente 'cualquier cosa'. Cada canción es un mundo. Tiene eso, no sabía si iba a seguir trabajando, como que exploté con 'todo'. Fue un momento muy creativo también a nivel de posibilidades en Uruguay, justo en el vértice del cambio. Fue grabado en el 96 en S-VHS, en 8 pistas. Las computadoras casi no se usaban... Fue como bisagra...

 

¿Pero si S-VHS era un formato de vídeo?...

 

Sí, pero se usaba para grabar. Fue un disco complicado de hacer. Yo no tenía ni idea de nada y no teníamos productor, entonces es un disco bastante anárquico pero es un disco que lo quiero muchísimo. Fue como una selección de las canciones que había hecho hasta ese momento y las que me parecían más adecuadas. Es un viaje como de una mujer joven que está enojadísima.

 

"Mujeres rotas" (Perro andaluz, 1998).

 

Mujeres rotas ya lo compuse pensando en una obra integral: siguiendo con esta idea de la mujer enojada, como un poco más protestona y basada en el cuento de Simone de Beauvoir de la mujer rota y toda esa historia. Entonces es como un cómic, también en el 'arte' (la carpeta) cada canción tiene un dibujito como de cómic que resume un poco la idea de la canción. Y son como diferentes historietas de mujeres rotas. (...) Es un disco muy Pop que hice con los hermanos Ibarburu. El productor de este disco fue Gustavo Montemurro y Nicolás Ibarburu, que son unos 'cracks' alucinantes, fundamentales de la música en el Uruguay de los últimos tiempos.

 

"Tengo recuperación" (Zapatito Records y Universal Music, 2000).

 

El tercero tiene producción de (Rubén) Rada. Es un sonido súper eléctrico. Es un disco potente, podríamos decir. También con un montón de estereotipos femeninos... Algo recurrente en tu obra... Sí, claro, escribo básicamente de lo que puedo. A medida que he ido creciendo voy pudiendo escribir de más cosas... (Y se ríe) Es sencillo...

 

"Poemas" (Perro andaluz, 2002).

 

Yo solita en mi casa. Lo grabamos varias veces hasta que llegamos a encontrar el "sonido"... Es un grabado del momento, es como una foto. Y este disco cuando lo grabé nunca pensé que lo iba a editar. Lo grabé como un regalo de separación (se refiere a una ruptura sentimental).

 

"La Dulce en vivo" (Perro andaluz, 2004).

 

Este está grabado en vivo en la sala Zitarrosa. Un espectáculo que lo estuvimos ensayando muchísimos meses, mucho, mucho tiempo. También lo grabó Tevé Ciudad (Televisión local de Montevideo) y lo pasaron mucho. Habíamos conseguido unos chiquilinas que hacían acrobacias con telas cuando casi nadie hacía eso en Montevideo, ahora es bastante común, ahora hay clases de gimnasia que son acrobacias con tela, pero en aquel momento no. Entonces en un momento hay una canción que aparecen las chiquilinas en la sala Zitarrosa y... ¡Pá! (recurrente onomatopeya uruguaya que expresa exageración)... Fue alucinante. Una gran producción.

 

"Groenlandia" (Con Federico Deutsch) (Nada Records, 2005).

 

En el 2005 me invitan a participar en una obra de teatro, que fue así como un quiebre en Montevideo, que se llama Groenlandia de (Gabriel) Peveroni, y ahí conozco a Federico Deutsch y empiezo a conocer la música electrónica y todo eso que yo antes nunca había curtido mucho. (...) Maravilloso, fue un 'viaje'. Igual lo que grabamos no está tan bueno como lo que sucedía en vivo porque no tuvimos tanta ayuda de producción y nos tuvimos que apurar, no pudimos encontrar exactamente el sonido que queríamos pero es bastante parecido al sonido tecnológico que mezcla Canción con el mundo ese electrónico. Me encantó ese trabajo.

 

"Sed" (Bizarro Records, 2008).

 

En el 2008 hacemos el trabajo de estudio con La Dulce y con producción de Martín Buscaglia y Gustavo Montemurro, que es Pop, pseudo... Con el 'arte' (diseño de la carpeta) de Dani Umpi. En este disco aparecen algunas canciones de otras compositoras de La Dulce también. Aparecen canciones de Mariana Vázquez, aparecen canciones con Andrea Viera a medias... En este disco empezamos a cambiar el sonido porque incorporamos una bajista a la banda, y también nos pasó como que cada una empezó a tener cosas (sus proyectos), entonces ya empezamos a tener los problemas... Y claro, La Dulce se basaba en el tiempo, nosotras nos reuníamos, tomábamos mate una hora, charlábamos de la Vida y después trabajábamos dos horas, pero cada reunión de La Dulce era por lo menos tres horas. Y a medida que fuimos teniendo menos tiempo para coordinar las fechas para tocar se empezó a complicar con la otra cantidad de proyectos que tenía cada una. Realmente se complicó. Se fue desgastando mucho el tema de la relación por una cuestión de tiempo y lugar. ¿Eso quiere decir que es difícil que volváis a hacer cosas juntas? No, depende de la energía, básicamente. Si encontramos un lugar en que vemos que el tiempo nos cuadra y nos da felicidad eso lo hacemos. Mi banda es La Dulce, la banda banda mía ha sido siempre La Dulce. Los otros son proyectos en los cuales no es una banda...

 

Samantha Navarro presentará el nuevo disco en Montevideo el 5 y 6 de junio en la sala Hugo Balso del Auditorio del Sodre. © Xavier Pintanel
Samantha Navarro presentará el nuevo disco en Montevideo el 5 y 6 de junio en la sala Hugo Balso del Auditorio del Sodre.
© Xavier Pintanel

 

"Volver al inicio" (Bizarro Records, 2010).

 

Ahí es que termino toda esa historia y digo: "¿Y todas estas canciones?"... Porque también para La Dulce hay que conquistar que les guste la canción y que las quieran hacer... ¡La democracia es terrible en algunos casos...! (Y se ríe). Y bueno, entonces todas esas canciones que eran como súper mínimas y que eran muy poéticas y yo que quería que existieran también... Porque siempre tuve la sensación que lo más importante es generar obra, con todo el trabajo que eso implica y con todo el respeto hacia las personas que la puedan escuchar o no, pero que exista porque es un documento arqueológico en un punto. Porque nosotras somos el reflejo de la Vida, o sea como proyección, los artistas no somos nosotros solos, no es que la inspiración divina viene y... ¡Estamos ahí! Somos una "antena", una "antena de carne" digo yo. Entonces tu trabajo es generar las posibilidades de hacer ese archivo, de la manera que sea cuanto mejor mejor, ¿no? Porque de paso permitís una circulación de cosas, conocés gente que siempre es divertido y genial, y se mueve. Pero igual si estás en tu casa y lo grabás con un cassette, como se hacía antes, también sirve. Tenés que trabajar. Para mi tu trabajo es trabajar en eso.

 

(...) Entonces 'me puse las pilas' y me dije "lo que voy a hacer es que sea lo más barato posible, lo voy a pensar como económico, que yo tenga que trabajar con poca gente, que lo puedo resolver la máxima cantidad yo sola". Y, bueno, hice 'volver al inicio'. Y allí cuando estaba terminando me di cuenta que esto era como la relación que se crea con los juegos de caja (los juegos de entremesa)... Toda esa idea de la relación entre el Juego y la Vida, y como la Vida es Juego y toda esa cosa... Y entonces empecé a pensar en eso de la trilogía.

 

"Santuario" (Con Alejandro Tuana) (Yauguru, 2011).

 

En el interín de la trilogía el disco que habíamos compuesto con Tuana, que lo veníamos trabajando desde el 2005, y que yo no lo había sacado por todos los otros proyectos entremedio, lo sacamos. (...) Tuana me dijo "conseguí editarlo con Yauguru", que es una editorial muy copada (que está muy bien) que tiene subscritores. Entonces como que ahí no tenés que gastar tanto dinero en sacar un disco, sino que lo podés recuperar de lo que ya vas vendiendo de los propios subscritores. Está buenísimo ese método. "¡Ah... bárbaro!" Entonces presentamos el disco, nos presentamos a una gira y después retome la idea de este disco (el nuevo).

 

¿Este nuevo disco, "Saltar al tiempo deseado", cuando lo presentas en Montevideo?

 

¡Gran fiesta! Sí, lo presentaré el 5 y 6 de junio en la sala Hugo Balso del complejo Auditorio del Sodre. Lo presentaré en la sala pequeña, que entran más o menos 200 personas, porque permite esa cosa de intimidad que quiero que tenga. No lo presento en la Zitarrosa, que es una de mis salas favoritas de Montevideo, porque es gigante... Me parece que eso va a ser para otro momento como más... Me tendría que juntar con otra gente y prefiero hacerlo más íntimo,

 

¿Lo presentarás con toda la banda?

 

Sí, vendrá toda la banda más los invitados, champán y sangüichitos. (Y nos reímos).

 

Para finalizar te diré una serie de nombres de músicos con los que has trabajado o con los que creo que tienes algunas similitudes. Me gustaría, si puede ser, que me dijeras que es para ti su obra.

 

... Ufff... difícil... ¡Dale!

 

Fernando Cabrera.

 

Es un genio maravilloso. Lo conozco desde que soy muy chica y me ha influenciado muchísimo. Soy una privilegiada de poder conocerlo y de haber podido trabajar con él. Eh... 'fanática'...

 

Por cierto, ¿por qué has decidido versionar "La vida recién empieza", una canción del último disco de Fernando Cabrera?

 

Me encanta esa canción y tiene mucho que ver con el concepto general del disco. Por eso la elegí, aunque a veces siento que la canción me eligió a mí.

 

Martín Buscaglia.

 

Lo mismo que el anterior... Hemos crecido juntos en el caso de Martín Buscaglia. Y la primera emoción fuerte, increíble que tuve con un disco fue con el primer disco de él que salió un poco antes que el primer mío. Fue como: ¡Pá...!

 

Rossana Taddei.

 

Ay... Una maestra total de la Vida. La escucho desde antes de Antes... Porque ella empezó antes que yo a cantar y... es increíble la voz... Es un poder de la Naturaleza.

 

Luis Alberto Spinetta.

 

Bueno... (Y hace una pausa respetuosa) Este es un maestro Zen, de la Vida, de la Poesía, del Amor. Me ha venido a traerme canciones cuando estaba dormida... Me pasaba acordes... Después de mañana agarraba la guitarra y decía: "¿Pero cómo mierda era el acorde que me pasó Spinetta?" (Y ríe).

 

Tu canción "Ana Lía" me parece muy spinettiana...

 

Total, total... Sí, sí...

 

Eduardo Mateo.

 

Bueno... Eduardo Mateo es la base de la canción moderna urbana de Montevideo. Totalmente. Un tipo adelantado, que estaba conectado con la Línea del Tiempo realmente y que iba para atrás, para adelante y para el costado... Que le tocó vivir un momento muy complicado. Le tocó vivir la dictadura (1973-1985)... No tenía lugar, ni para un lugar ni para otro... Un momento terrible... Gran maestro. He estudiado su obra. Tuve la suerte de escucharlo en vivo...

 

¿Has leído su biografía ("Razones locas" de Guilherme De Alencar Pinto (Metro, 1994))?

 

Sí, Razones locas, maravilloso libro. Es un libro que está agotado pero está de más. Para mí lo tienen que poner en internet, para estudio. Les voy a decir que lo hagan.

 

Yo lo estoy buscando pero aún no lo he encontrado...

 

A mí me lo prestaron, después lo compré y tenía una amiga que no lo había podido leer que es "fantática" y se lo regalé. Entonces yo tampoco tengo mi propio libro pero lo leí... ¡Librazo!.

 

Leo Maslíah.

 

Bueno... Yo me acuerdo cuando escuché la primera canción de Leo Maslíah en la radio. Siempre tenía un cassette pronto para grabar, que siempre era el mismo cassette. Después lo grababa por arriba, hasta que lo gasté. Y era la canción La que sirve. (Y se pone a cantar esta canción de Canciones y negocios de otra índole (La Batuta, 1984)). "La mudaba más, mucho laborar, pero la sopa transparente, y me decidí, a salir de allí, a ser yo mi mismo gerente"... Bueno, a raíz de Maslíah: el ingreso del Surrealismo... Entender la posibilidad de usar las canciones como un vehículo para cantar cosas que nadie cantaba, que no estaban en las canciones normalmente. Normalmente en la radio era "te amo", "me amás", "me dejaste por el otro", "yegüa", "yegüo", "olvídate de mí", "que dolor que siento", "Me despierto y tomo el café y me acuerdo de vos",.... Esas eran las cosas que más o menos escuchaba en la radio... Amor y desamor... Y Leo Maslíah era toda otra cosa... Era crítica de la sociedad... Una cosa interna... Lleno de humor... y musicalmente un 'viaje'... ¡Impresionante! Me volví también muy fan de su parte escrita (se refiere a sus libros de cuentos)...

 

...Hablando de su parte 'escrita', tú también has publicado un libro...

 

Sí, sí, tengo un libro que publiqué en el 2009 (Sapo de otro pozo (Estuario)) y estoy trabajando ahora en un libro nuevo que probablemente lo estaré editando el año que viene. Lo iba a editar este año, pero con el viaje (esta gira) y eso, no creo que me dé tiempo...

 

¿De qué tratará?

 

Son 'nouvelles' (novela corta) de ciencia-ficción 'truch' (Y se ríe)... Semilésbica, semiporno, así como mundos paralelos... (Y nos reímos. Y como un servidor aún no ha tenido la suerte de leer nada de su obra literaria no indago. Lo dejo para otra ocasión).

 

Samantha y Enric Hernàez cantando Contigo el pasado 27 de marzo en la sala Luz de Gas de Barcelona. © Xavier Pintanel
Samantha y Enric Hernàez cantando Contigo el pasado 27 de marzo en la sala Luz de Gas de Barcelona.
© Xavier Pintanel

 

 

Albert Pla.

 

¡Albert Pla es un fenómeno! (Lo dice abriendo los ojos y con un punto de solemnidad). Yo lo conocí a él en el 2000, por ahí... Lo conocí a raíz de una canción mía que se llama La planta... Y me dijeron: "Ah... pero esta canción me hace recordar a Albert Pla". Y ahí empecé a escuchar Albert Pla abundantemente y a viajar con ese mundo que tiene... Después me di cuenta que ya lo había escuchado haciendo una versión muy alucinante del tema de Lou Reed (se refiere a El lado más bestia de la vida), pero en el momento no me había dado cuenta que era el mismo. Y fui telonera de él en el (Teatro) Solís el año pasado... Y fue un gran momento estelar de mi vida... Estuvo increíble.

 

Enric Hernàez.

 

¡Pá...! Un genio total. Lo conocí gracias al (Festival) BarnaSants. Lo conocí en Montevideo. Teníamos la lista de la gente que venía (se refiere a los cantautores catalanes que participación en la 1a Bienal Cataluña-Uruguay que se hizo en Montevideo en abril-mayo del 2012) y veo que coincido en una fecha con Enric. Y le escribo por el Facebook: "Che... Enric, que no sé cuántos vamos a compartir... ¿Qué te parece si hacemos algo juntos?" "Ah... buenísimo" Y ahí ya nos juntamos, intercambiamos canciones y bueno... yo siento que es como mi hermano catalán, totalmente. Admiro muchísimo lo que hace. Escuché todo lo que pude de la obra de él... ¡Es más! buscando de traducir cosas que no entendía aprendí bastante catalán también a través de sus canciones. Y, bueno, estoy súper emocionada hoy de ir al concierto del disco este increíble que ha hecho que es maravilloso (se refiere a Cançó per a Helena (Canción para Helena) (Picap, 2014)).

 

Y unas horas más tarde, esa misma noche se sumó a la gran 'hoguera de San Juan en pleno mes de marzo' que organizó Enric Hernàez en la sala Luz de Gas de Barcelona para presentar Cançó per a Helena, disco que acaba de publicar con un sexteto de jazz formado por alumnos del Taller de Músics de Barcelona. Escuchó atentamente al sexteto jazzístico de Enric entre el público y, en un paréntesis para los músicos, se subió al escenario y cantó con Enric, los dos solos a la guitarra, como si se hubieran encontrado en la Rambla de Montevideo para tomar mate. Primero Contigo y luego Distancia justa, el poema de la poeta uruguaya afincada en Barcelona Cristina Peri Rossi que Hernàez musicó en Oh poetas salvajes (El europeo, 2002). En esta segunda noche destacó la interpretación histriónica que Samantha hizo del texto de este poema que dice que "en el Amor como en el Boxeo lo importante es la distancia". Samantha se mueve bien en las distancias cortas, su bonhomía construye puentes, y es que detrás de su sentido del humor hay Música.










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
 
Más nuevoMás leídoMás votado
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Sufrió un infarto el 9 de agosto

el 28/11/2016

La empresa de management de Luis Eduardo Aute, ha informado mediante comunicado que el estado del trovador "ha mejorado notablemente en las últimas semanas y que se encuentra en una nueva fase de recuperación."

HOY EN PORTADA
Tango en Barcelona y Canción maleva

por Carles Gracia Escarp el 06/12/2016

La canzonista cuyana Sandra Rehder cerró un ciclo de recitales de puro tango que ofreció en el Borne de Barcelona junto a Marcelo Mercadante al bandoneón y Gustavo Battaglia a la guitarra, el trío prepara un nuevo disco (Canción Maleva) bajo un sistema de micromecenazgo que finaliza el 24 de diciembre.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional