Portada > Opinión
Vota: +0

Novedad discográfica

Rusó Sala, un hilo de cobre fino y delicado

por Joan Carles Martínez el 16/04/2015 

Hace pocas semanas la cantautora ampurdanesa Rusó Sala estrenó su trabajo Fil de coure en el Festival BarnaSants. La programación hizo imposible que yo pudiera asistir al estreno, pero me quedó pendiente como si de una asignatura de matemáticas se tratase, obligatoria e ineludible. La ocasión llegó unos días después cerca de su casa, en el Centre Cultural la Mercé, en la ciudad de Girona.

Rusó Sala © Joan Carles Martínez
Rusó Sala
© Joan Carles Martínez
Autores relacionados
Artículos relacionados

 

Fil de coure (hilo de cobre) es la traducción de su apellido materno —Koperdraat— en neerlandés, y Rusó Sala explicaba que a través de ese hilo que le une a su madre y al mundo es por donde pasan todas las emociones y las vivencias. Es como un recorrido de ida y vuelta que la conecta a la tierra y a la vida. Y en esa especie de hilo conductor confluyen también una serie de complicidades y sensibilidades muy mediterráneas: en ese trabajo se juntan dos almas de espíritu poético y dos artistas que se encuentran para crear un mundo musical rico y elegante, las de Rusó Sala y Caterinangela Fadda. Y es que a la voz exquisita de la catalana se une la musicalidad de la sarda creando juntas una especie de cuadro pictórico multicromático pero de una magia tan sincera como emocionante y tan lírica como poética.

 

Así pues nos presentó su Fil de coure íntegro y a mí me parece un trabajo excepcional, por la forma de interpretar y porque en definitiva la música que nos trae Rusó es el resultado de mucha investigación y búsqueda de sonidos muy mediterráneos pero también en algunos casos muy nuevos por estos parajes.

 

Y esto es lo que más me gusta de la ampurdanesa, que muestra cosas diferentes y lo hace sin alardes, sin excesos, sin artilugios ni excesivos instrumentos. Ni falta que hace. Después de verla en directo y escuchar su trabajo, no aprecio diferencias importantes, con lo que nadie se lleva sorpresas al escuchar en el disco algo distinto de lo escuchado en vivo.

 

En el disco encontramos canciones y poemas en cuatro lenguas distintas: castellano, catalán, italiano y sardo (idioma de la isla de Cerdeña). En el concierto incorporó también inglés, árabe y andalusí (una variante del árabe que se habló en España durante casi ocho siglos).

 


«La casa», poema de Cesare Pavese musicado por Rusó Sala.
© Joan Carles Martínez

 

Fue precisamente en italiano y sardo donde encontré unas piezas simplemente sensacionales: Ninna Noa, de Andrea Parodi que es la segunda de las "nanas" del concierto y La casa, cuyo texto es del poeta italiano Cesare Pavese y también un fragmento de una canción bellísima y muy viejita llamada Non potho reposare que empezó tocando Caterina a solas y donde se incorporó después la voz de Rusó lejos del micrófono. Después de escuchar ese fragmento nos quedamos un poco a medias puesto que la canción tanto en música como en letra merecía un trato más completo.

 

También hubo poemas musicalizados: de Lorca Y luego el sol y La vieja, de María Mercé Marçal Cançó de fer camí y la preciosa El fill del golf de Roses de Enric Casasses que Rusó siente muy próxima por ser de su tierra. No quiero olvidarme de La meva terra, de creación propia y La nana también de la propia Rusó que abrió el concierto.

 

Desde ese mundo tan íntimo en el que se muestra Rusó con toda su desnudez merecen punto y aparte dos canciones especiales: la que dedica a su padre Un dia de sol y Eternament company en recuerdo emocionado a un amigo tempranamente desaparecido y a cuya memoria va dedicado su disco.

 


«Un dia de sol» de Rusó Sala.
© Joan Carles Martínez

 

Una de las canciones más impactantes y emocionalmente más hirientes de su trabajo es: Mare me'n vaig a França, canción con la que Rusó colaboró en un proyecto de un colectivo de artistas llamado "Brigada Intergeneracional" para la recuperación de la Memoria Histórica y que es un homenaje a los catalanes que fueron víctimas del horror de los campos de exterminio nazi.

 

Hay dos canciones que me parece que se alejan un poco de la temática general, pero tanto Caterina como Rusó —grandes apasionadas por la música latinoamericana—, fieles a sus orígenes musicales y a su interés con lo que se hace en la otra orilla del océano, incluyeron en su repertorio: Mujeres de Silvio Rodríguez y Alfonsina y el mar de Ariel Ramírez y Félix Luna.

 

En el concierto hubo también otras cosas a destacar y muy diferentes entre ellas. Así pues cantó en andalusí y en árabe Wahdani con una adaptación en la introducción de un poema de Ramón Llull. Con El vostre mar, la preciosa Mar endins y Time, todas ellas formando parte de su trabajo anterior, se completó lo que fue un concierto de exquisitez absoluta.

 

El concierto me pareció de una calidad y elegancia totales y su disco no admite el más mínimo "pero". El formato con Caterinangela me parece un acierto absoluto y el hecho que nos muestre canciones y sonoridades nuevas en lenguas próximas pero a menudo tan desconocidas me parece que es una de las cosas mejores que nos ofrece esta cantautora que recomiendo para todo el que tenga buen paladar por las cosas buenas, porque son muchos los que intentan ofrecer algo distinto pero los resultados son a menudo bastante discutibles. Lo que nos ofrece esta cantautora catalana es tan novedoso como próximo, tan íntimo como propio, tan rico como emocionante y tan elegante como el más distinguido de los lores.

 

Rusó Sala y Caterinangela Fadda. © Joan Carles Martínez
Rusó Sala y Caterinangela Fadda.
© Joan Carles Martínez










 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Distinción

el 20/11/2016

Silvio Rodríguez recibió el pasado 18 de noviembre el premio Noel Nicola en su segunda edición que otorgan el proyecto para la canción iberoamericana Canto de Todos, el festival de canción de autor BarnaSants y el Instituto Cubano de la Música.

HOY EN PORTADA
VI Edición del festival Otoño en Navarrés

por María Gracia Correa el 30/11/2016

El sábado 3 de Diciembre de 2016 es la fecha en la que se celebrará una nueva edición del festival de canción de autor Otoño en Navarrés, que viene a homenajear un año más  a Joan Baptista Humet. Con este próximo encuentro serán ya seis las convocatorias  en recuerdo del cantautor que, a través de sus canciones, inmortalizó Navarrés (Valencia), el pueblo donde nació y donde reposa. Allí, como cada otoño, la música, las canciones y la figura del artista volverán a estar presentes en la memoria colectiva.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional