Portada > Opinión
Vota: +0

Festival Grec de Barcelona 2015

Lila Downs y su celebración de la vida

por Carles Gracia Escarp el 27/07/2015 

Lila Downs presentó su nuevo trabajo discográfico Balas y chocolate en el que transmite el valor de la vida a través de su música mestiza, cantó en la Sala Barts de Barcelona el pasado 24 de julio dentro de la programación del Festival Grec 2015.

Lila Downs. © Carles Gràcia Escarp
Lila Downs.
© Carles Gràcia Escarp

Una anécdota que siempre me gusta recordar es mi primer encuentro personal con Lila Downs en el que fue su cuarto concierto en la ciudad de Barcelona en el recinto del Fòrum en 2004, yo no la conocía mucho físicamente pero había escuchado algunas de sus canciones por la radio. Aquella tarde esperaba que empezara su concierto sentado en la primera fila y una joven se sentó a mi lado, a los poco minutos se fue y me dijo que le guardara el sitio dejando una ramita de romero sobre la silla, empezó el concierto y la joven no volvió. Mi sorpresa fue que al salir a escena descubrí que Lila era la joven que me había regalado aquella rama de romero, sonreí...     

Hoy en día proclama Lila Downs que “la mayor humildad se la regaló la muerte” que viene siempre acechando rastrera tras las esquinas de la vida, traicionera, caprichosa y altiva, jugadora y fatal, implacable definitivamente, así canta en el presente a los difuntos que penan, a los difuntos que dejaron sin voz.

La magia icónica de la tradición mexicana se refleja en el espíritu y en la concepción de este nuevo trabajo discográfico que la artista presentó en la noche del 24 de julio en la sala Barts de Barcelona en concierto programado en el Festival Grec 2015, su debut en la capital catalana tuvo lugar en ese mismo festival en 1999 en la histórica Plaça del Rei.  

Balas y chocolate (Sony Music, 2015) nos lleva a los entornos del reino de los difuntos entre aires festivos y vitales para llevar lo mejor posible ese encuentro. Tras esa pelona desatenta y vil vigilante tras las orejas de cada cual, Lila muestra la vida celebrada inmensamente en cada canción, sus razones de vivir, lo hace a la manera de México, transmitiendo emociones y alegría.

El patio de butacas del teatro desapareció y fue una fiesta en la que el público bailó, bebió y disfrutó de un espectáculo colorista en el que se mezclaron sones de tradición popular, aires de jazz, pop, corridos, sonidos balcánicos y hasta rimas raperas, fue el mestizaje total. Ritmos encendidos que trajeron ecos del Mictlán, allá donde los difuntos cuidan de los que aún no lo están, todos los dioses bailaron con Lila Downs que obró el milagro de vencer a la inevitable fatalidad con su música, al menos por un rato antes del desfile personal final, antes que la muerte eche rasero, “no se le escapa ni un pasajero” afirma la canción que cierra el disco.   

Gozo al son de difuntos que marcó La Misteriosa, la efectiva banda que estuvo aquí compuesta por siete músicos acompañando la voz inmensa de Lila Downs, así lo mostró en cada uno de los dieciocho temas que llenaron esta noche de verano. Fueron Lila Downs (Voz, guitarra y percusión), Paul Cohen (Saxo y clarinete), Rafael Gómez (Guitarras), Luis Guzmán (Bajo), Paty Píñón (Percusión), George Sáenz (Trombón y acordeón), Edgardo Serka (Batería) y Leo Soqui (Acordeón, jarana, teclados).

Tuvimos mucho cacao y mole y un recuerdo a los emigrantes que sufren, algo de tequila y amoríos en algunas de las canciones, hubo momento para reivindicaciones y de estima por Barcelona, por México y por Latinoamérica entera. Hubo dolor por los desaparecidos violentamente en Ayotzinapa y una petición de justicia necesaria, este disco homenajea precisamente a esos estudiantes y a tantas víctimas de la violencia que queda impune por el mundo.

Las canciones fueron tremenda medicina que la chamana suministró en escena vía aérea y de corazón a corazón. Sonaron doce de los trece temas que componen Balas y chocolate, se inició el concierto con Una cruz de madera y Humito de copal, nueve de esas composiciones son obra de la artista y de su marido el músico norteamericano Paul Cohen, esencial también en su trayectoria artística. Lila celebra en el curioso libreto desplegable que acompaña el disco esos “otros años más juntos”, por fortuna se los ganaron a la pelona, motivo de inspiración para estas canciones tras un problema de salud de Paul Cohen. No se pierdan la portada del disco igualmente original y con sus "efectos especiales".

Entre las novedades escuchamos en directo algunos clásicos anteriores, de su propio repertorio y del México eterno, así sonaron Zapata se queda y La cumbia del mole, tema que por cierto cerró el concierto alegremente. Vámonos, Cucurrucucú paloma, La llorona a capela y Paloma negra completaron la lista de clásicos que siempre es grato y muy recomendable disfrutar en la voz grande de Oaxaca.

Un cuidado montaje de vídeo con imágenes continuas en vivo de primeros planos de la artista así como con ilustraciones relacionadas con el repertorio compartido ofreció el toque visual de calidad al espectáculo con la muerte bien presente, también la vida...

Armada profundamente hasta el fondo de su alma tras reconocer el valor de la vida Lila Downs triunfó musicalmente una noche más en Barcelona celebrándola con su público en un canto de esperanza y sueños nuevos contra la violencia y las desigualdades sociales, así se sienten sus Balas y chocolate.

Lila Downs en el festival Grec de Barcelona 2015. © Carles Gràcia Escarp
Lila Downs en el festival Grec de Barcelona 2015.
© Carles Gràcia Escarp

1 Comentario
#1
Anónimo
México
[20/10/2015 01:53]
Vota: +0
Esta señora es todo un fraude y utiliza el concepto de música tradicional y la idealización de los indígenas para su beneficio...









 
  

PUBLICIDAD
ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Distinción

el 20/11/2016

Silvio Rodríguez recibió el pasado 18 de noviembre el premio Noel Nicola en su segunda edición que otorgan el proyecto para la canción iberoamericana Canto de Todos, el festival de canción de autor BarnaSants y el Instituto Cubano de la Música.

HOY EN PORTADA
VI Edición del festival Otoño en Navarrés

por María Gracia Correa el 30/11/2016

El sábado 3 de Diciembre de 2016 es la fecha en la que se celebrará una nueva edición del festival de canción de autor Otoño en Navarrés, que viene a homenajear un año más  a Joan Baptista Humet. Con este próximo encuentro serán ya seis las convocatorias  en recuerdo del cantautor que, a través de sus canciones, inmortalizó Navarrés (Valencia), el pueblo donde nació y donde reposa. Allí, como cada otoño, la música, las canciones y la figura del artista volverán a estar presentes en la memoria colectiva.

 



© 2016 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional