Cancioneros > Página principal
Vota: +0


CHICO BUARQUE ● Página Principal


Chico Buarque, la esplendorosa humildad

Chico Buarque

Josep Maria Bardagí me llamó por la mañana: "germanet vine cap aquí" (hermanito ven aquí). Vivíamos cerca, a cinco minutos en moto. Me abrió con el gorro tunecino de "estar por casa". Acababa de recibir el último disco de Chico. Tenía los ojos enrojecidos. Estaba escuchando Valsa brasileira. Cuando llegó a

 

E pela porta de trás

Da casa vazia

Eu ingressaria

E te veria

Confusa por me ver

Chegando assim

Mil dias antes de te conhecer

 

(Y por la puerta de atrás

De la casa vacía,

Yo entraría

Y te vería,

Confundida por verme,

Llegando así

Mil días antes de conocerte)

  

Yo ya tenía los ojos como mi hermano. Las imágenes clarísimas, de comprensión racional imposible, como el sueño más real consiguiendo el sentimiento exacto, inexplicable, preciso, privado y universal nacido de la humildad y la dignidad humana.

 

Paseando por Barcelona con Caetano Veloso y Pi de la Serra, el genial baiano nos expresó que admiraba a Jorge Ben, entre otras cosas, por no haber escrito nunca una canción triste. Yo admiro profundamente a Chico porque siempre ha escrito desde la humildad y con una fidelidad absoluta a su gente

 

E eu que não creio

Peço a Deus por minha gente

É gente humilde

Que vontade de chorar

(Gente humilde)

 

(Yo que no creo,

Rezo a Dios por mi gente,

Es gente humilde

Que tiene ganas de llorar.)

 

Sea en la figura amorosa

 

Como, se na desordem do armário embutido

Meu paletó enlaça o teu vestido

E o meu sapato inda pisa no teu

(Eu te amo)

 

(Cómo, si en el desorden del mueble extendido,

Mi pantalón enlaza tu vestido

Y mi zapato al tuyo pisa aún)

 

en la revolución

 

Apesar de você

Amanhã há de ser outro dia

Você vai ter que ver

A manhã renascer

E esbanjar poesia

(Apesar de você)

 

(A pesar de usted

Mañana ha de ser otro día

Tendrá que ver

El día renacer

Y derramar poesía)

 

lo social y lo cotidiano

 

Amou daquela vez como se fosse a última

Beijou sua mulher como se fosse a última

E cada filho seu como se fosse o único

E atravessou a rua com seu passo tímido

Subiu a construção como se fosse máquina

(Construção)

 

(Amó aquella vez como si fuera la última,

Besó a su mujer como si fuera la última,

Y a cada hijo suyo como si fuera el único,

Y atravesó la calle con su paso tímido

Subió a la construcción como si fuera máquina)

 

la emoción envolvente de Chico nace del sentimiento del humilde, del perdedor (¿dónde está la poética del ganador siempre oculta tras la espesa neblina de la gloria?), del hombre que solo puede ofrecerse a si mismo. Y eso es lo que percibo al escuchar a Buarque: un hombre que se ofrece a si mismo.

 

Tem um japonês trás de mim...

A última ficha caiu...

Bye Bye Brasil

(Bye bye, Brasil)

 

(Hay un japonés detrás mío

La última ficha cayó

Bye Bye, Brasil)










 
  

PUBLICIDAD
DISCOS MÁS POPULARES
 
Esta semanaAcumuladoMás votado
CANCIONES MÁS POPULARES
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM
HOY DESTACAMOS
Música popular chilena sinfónica

el 30/08/2014

Grandes Chilenos Sinfónico, un recorrido sinfónico por las obras de Víctor Jara, Violeta Parra, Luis Advis, Patricio Manns, Horacio Salinas y Los Jaivas se presentará este mes de septiembre en Concepción (Chile).

HOY EN PORTADA
Óbito

el 27/08/2014

Pere Pubill i Calaf, conocido con el nombre artístico de 'Peret' y considerado el padre de la rumba catalana, ha fallecido hoy al mediodía a los setenta y nueve años de edad en la clínica Quirón de Barcelona en la que ingresó a finales de julio aquejado de un cáncer de pulmón.

 



© 2014 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Compartir

  

 

Acceso profesional