Letras de canciones
Vota: +0


Idiomas
    

Traducción automática
    
NOTA IMPORTANTE El uso de traducciones automáticas suele dar resultados inesperados.
 
Comentarios

Traducción: Miquel Pujadó

Aparece en la discografía de

Octubre dulce


Dulce octubre colores encendía
que lentamente esparcía al azar.
Laurel, abedul, olmo, haya, castaño,
recibían gualdas, verdes, ocres, rojos.

Un viento ligero movía las hojas,
llenaba un sonido suave el aire claro,
mórbida luz velaba la mañana.
¿Cómo olvidar tal momento de gozo?

Recuerdo bien el lejano ruido,
breve pisar de vida de ciudad,
cercado falso del tráfago humano,
cojín callado de la hora y lugar.

Paseando gozaba del buen tiempo
acomodado con todo mi entorno,
Pasado y futuro no estaban presentes
el instante que huye mi vida colmaba.

Escuché voces casi junto a mí
la última parte de un largo diálogo.

-Vente conmigo,
nada te haré que no quieras que te haga.
-No.
-¿Por qué?
-Porque no te conozco aún lo bastante.
-Quizá sea un modo de conocerme más.
Vente conmigo,
nada te haré que no quieras que te haga.
-Soy muy joven y tengo mucho tiempo.
-Pero yo no lo tengo. Ahora el tiempo
me tiene él a mí.
Vente. Donde tú quieras.
Conmigo.
-Mis manos hallan gusto
acariciando tus cabellos.
-Que ya blanquean.
-Tus ojos tienen miradas
de sorpresa y deseo,
son miradas de niño.
-Te doblo en edad.
-Besas con fuerza y ternura a un tiempo.
-Tus pechos son pequeños y están llenos.
Tu piel es como la uva.
-Pareces limpio
y me gusta el olor de tu cuerpo.
Me abrazas y te abrazo.
Aquí apoyados en el tronco del árbol
hemos de parecer una rara pareja.
-Vente conmigo,
nada te haré que no quieras que te haga.
-No. No te conozco bien, ya te lo dije.
Se hace tarde.
Tengo que irme.
-Aún no. Quédate.
-Adiós.
-Adiós, dulzura y juventud.
Tus ojos tienen el color
que guarda el sol de la mañana
entre las ramas altas de los árboles.
-Adiós, hombre.
-Adiós, chica.

No podría, ni quiero, quitarme de los ojos
el colorido de árboles que he visto.
Bella canción que aún no ha sido cantada,
danza lejana que no se bailó.

Érase una vez un niño pequeño
de ojos muy abiertos y un oído despierto.
Y este niño, ingenuo y angustiado,
vive en el cuerpo precario de un hombre.

Dulce octubre colores encendía
que lentamente esparcía al azar.
Laurel, abedul, olmo, haya, castaño,
recibían gualdas, verdes, ocres, rojos.

(1987)

 










 
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Gira por los barrios

el 22/05/2018

El próximo concierto de la gira de Silvio por los barrios será el jueves 24 de mayo, a las 19:00 en el parque Carlos Aguirre, en la esquina de Mazón y Valle (Consejo Popular Príncipe, municipio Plaza de la Revolución).

HOY EN PORTADA
Nuevo cancionero y discografía

el 22/05/2018

Presentamos el quinto de nuestros cancioneros y discografías anunciados en el marco de nuestro vigésimo aniversario. María Dolores Pradera siempre ha reivindicado —incluso cuando no estaba de moda— la obra de los grandes autores populares hispanoamericanos, desde José Alfredo Jiménez a Chabuca Granda, pasando por Atahualpa Yupanqui o Carlos Cano. Hoy la reivindicamos a ella.

 



© 2018 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

   

 

Acceso profesional