Letras de canciones
Vota: +0


Idiomas
 

Acordes y tablaturas
 

Traducción automática
       
NOTA IMPORTANTE El uso de traducciones automáticas suele dar resultados inesperados.
 
Comentarios

Originalmente, una romanza para piano y canto, editada por Casa Carlos Kirsinger y Cía., Santiago/Valparaíso, ca. 1895. Violeta Parra la aprendió –de Florencia Durán, Alto Jahuel, Buin– en ritmo de habanera, tal como había sido grabada por Los Provincianos en la década del 40. Violeta Parra desconocía el origen de la canción y la consideraba «del folklore». Publicamos, para su cotejo, la versión original, trascrita de la partitura de Ortiz.

Aparece en la discografía de

Ausencia


Versión de Violeta Parra:

¡Cómo se han ido volando, ingrato,
las raudas horas de un tiempo cruel!
Hoy de ti lejos y en otro campo,
y de ti, amigo, tan cerca ayer.
Ayer, tu mano sentí en la mía *
con ardorosa y grata presión.
Hoy en los ayes de ardiente brisa
a tus oídos irá mi voz,
porque la ausencia es tan cruel dolor.

Cuando la noche su manto lóbrego
tiende en el valle y en la ciudad,
pláceme, amigo, con tus recuerdos
pasar mis horas de soledad.
Y en cada estrella que centelleante
y que en el cielo veo lucir,
parece, amigo, mirar tus ojos
que sonriéndome están a mí,
tal vez si loca, mas cuán feliz.

Yo no sé, amigo, vivir alegre
como en un tiempo que ya se fue.
Tu amor ausente me tiene triste;
nunca olvides quien te quiso bien.
Si acaso olvidas a quien te adora,
a quien un día el alma te dio,
mañana acaso, lánguida y mustia,
sobre su tallo muera una flor
y su perfume no vuelva, no.


Segunda versión, de El folklore de Chile.

En Chants et danses du Chili II no aparece la segunda estrofa.

En Chants et danses du Chili II: «ayer, tu mano puse en la mía».



Versión de Tomás Gabino Ortiz:

¡Cómo se han ido volando, ingratas,
las raudas horas del tiempo cruel!
Hoy de ti lejos, en otros campos,
y de ti, amiga, tan cerca ayer.
Ayer tu mano sentí en mi mano
con ardorosa, dulce presión,
y hoy ni en los ayes de ardientes brisas
a tus oídos irá mi voz,
porque es la ausencia tan cruel dolor.

Cuando la noche su manto lóbrego
tiende en el valle y en la ciudad,
pláceme, amiga, con tus recuerdos
pasar mis horas de soledad.
Y en cada estrella que centelleante
sobre los cielos miro lucir,
yo me imagino mirar tus ojos
que sonriéndome están a mí.
Tal vez soy loco, mas cuán feliz.

Ya no sé, niña, vivir alegre
como en un tiempo que ya se fue.
Amor ausente me tiene triste:
¡que nunca olvida, quien quiere bien!
Más ¡ay! si olvidas a quien te adora
y amante un día su alma te dio,
mañana acaso lánguida y mustia
sobre su tallo yazga la flor,
y sus perfumes no vuelvan, no.

1 Comentario
#1
Carlos E. Martínez M.
Chile
[06/02/2016 21:58]
Vota: +0
Excelente que recordemos el nombre del autor...También del romántico vals "Las violetas".









 
  

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

 

LO + EN CANCIONEROS.COM

 

HOY DESTACAMOS
Óbito

el 09/07/2017

El cantautor argentino Jorge Marziali falleció de un infarto este domingo mientras visitaba la tumba de Ernesto "Che" Guevara en el mausoleo que guarda los restos del héroe en la ciudad de Santa Clara, Cuba.

HOY EN PORTADA
Nuevo cancionero y discografía

por Alessio Arena el 18/07/2017

Mayte Martín, cantaora. Y mucho más que eso. Alguien que, como dice Alessio Arena, propone el reto de enfrentarse a un canto que lo ponga a uno ante sus miedos y esperanzas. Le debíamos su cancionero y discografía.

 



© 2017 CANCIONEROS.COM, CANDIAUTOR 2010 SL

Notas legales

Qué es cancioneros
Aviso legal
• Política de privacidad

Servicios

Contacto
Cómo colaborar
Criterios
Estadísticas
Publicidad

Síguenos

  

 

Acceso profesional