Adriana

El profesor de vuelo

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Yo soy profesor de vuelo,
y con sólo tres lecciones
les enseño a llegar al cielo,
sin alas y sin aviones.

Tengo una cinta danzarina,
que les hará demostraciones.
Puede deslizarse por el aire,
y no tiene miedo a los ciclones.

Tiene el corazón de raso blanco
y no se le moja cuando llueve,
porque viborea entre las focas,
y juega a la ronda con la nieve.

Tengo otro alumno redondito,
que todos los días cumple años.
Tiene el corazón tan livianito,
que ninguna pena le hace daño.

Antes era pequeño y arrugado,
y con sólo tres soplidos,
transformé su destino achatado
en otro redondo y colorido.

La otra alumna que les muestro,
tiene transparente el corazón.
Con sus cien hermanas igulitas,
dura lo que dura esta canción.

Corazón de raso blanco,
transparente y en silencio,
liviano como el papel,
adonde escribí este cuento.