Extra: tambores de guerra

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Llevo grabada muy dentro
la marca que lleva tu nombre,
que grita y se esconde.

Dilo si quieres,
no olvides que hieres,
los sueños que estallan,
tu risa que mata.

Con mis alas rotas al volar...

Escucho a lo lejos tambores de guerra,
suena la llamada de mi salvación,
contigo no puedo, todo es imposible,
gané la batalla de la rendición.
Te dejo buscando tu mundo perfecto,
donde las mentiras marcan el compás,
te dejo sabiendo que tal vez, mañana,
aunque no lo diga, quiera regresar.

Roto, sin frenos,
no hay flor ni florero,
tu boca de escarcha,
tu excusa clavada.

Mira, despacio,
cayeron los dardos,
veneno del bueno,
tu cuerpo en mi cuerpo.

Nadando en un lago de hormigón,
sin viento las velas en la mar...

Escucho a lo lejos tambores de guerra,
suena la llamada de mi salvación,
contigo no puedo, todo es imposible,
gané la batalla de la rendición.
Te dejo buscando tu mundo perfecto,
donde las mentiras marcan el compás,
te dejo sabiendo que tal vez, mañana,
aunque no lo diga, quiera regresar.

Donde esté el corazón,
ahí voy a estar de nuevo en libertad.
No escojo tu camino,
mira, no quiero que quieras,
sólo necesito ser yo.

Escucho a lo lejos tambores de guerra,
suena la llamada de mi salvación,
contigo no puedo, todo es imposible,
gané la batalla de la rendición.
Te dejo buscando tu mundo perfecto,
donde las mentiras marcan el compás,
te dejo sabiendo que tal vez, mañana,
aunque no lo diga, quiera regresar.

Aunque no lo diga,
aunque no lo diga,
aunque no lo diga, quiera regresar.

Aunque no lo diga, quiero regresar.

Canciones más vistas de

Manuel Carrasco en Febrero