Ana Belén

Cómo torturar un gato

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Hay que coger el gato por el rabo,
arrancarle el bigote que es su tacto;
repetirle cien veces que es un guarro
y crearle complejo de tarado.

Prohibirle que duerma recostado,
prohibirle que fume celtas largos,
recordarle su origen desgraciado
de una madre soltera y un gusano.

Sin mirarle a la cara regañarlo
porque acude a la misa y al rosario;
que sexualmente es bastante raro
y no tiene valor para aceptarlo.

Y si no hay interés en torturarlo
se le desprecia un mes de tres a cuatro,
repitiéndole frases como ésta:
suficiente desgracia tienes con ser gato.


Autor(es): Víctor Manuel San José