Cinco minutos en la juguetería

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Todos los días, cuando el despertador me grita:
¡Arriba, carne de escritorio, toma tu portafolio!
te esperan la oficina, el tren, los colectivos,
las ocho horas largas, el jefe con sus iras.
Todos los días paso por la vidriera que me atrae,
que me atrapa, que me fascina, de una juguetería
y los cinco minutos que tarda el colectivo, vivo toda una vida.

Un caballo de cartón galopa una ilusión por toda la vidriera
y un oso gordinflón pintado de marrón, ojos de lentejuelas,
a una princesa azul, con vestido de tul, gracioso se le acerca
para bailar el vals que toca en su acordeón un viejito de cera.
Se acerca el batallón de plomo y el tambor marca su rataplam,
parecen de verdad, quién sabe adónde van, qué guerra les espera.

Aldeanas de papel se asoman al balcón de alguna casa vieja,
pañuelos de color le van diciendo adiós, con lágrimas de témperas.
Pero hay un niño dios dormido en su jergón con las palmas abiertas
y todo el batallón se queda en su lugar, ya no marcha a la guerra,
y de felicidad, un mono de peluche hace sus piruetas
y bailando un minué, le va pisando el pie a una marioneta.

Sentado en su rincón, bonete de color con su boca grotesca,
hace a todos reír, entrega el corazón en cada voltereta,
un payaso de amor, un loco, un soñador, un sentido poeta,
que da felicidad y se sienta a llorar sus lágrimas de pena.
El tiempo ya pasó, yo no soy un juguete, no me puedo quedar.

Al diablo la oficina, el tren, los colectivos, las ocho horas largas,
el jefe con sus iras, si tengo el corazón del oso de cartón,
quiero bailar un vals y ponerme un bonete,
no marchar a la guerra y ver de cerca a Dios,
dormido en su jergón, con las palmas abiertas
y después de cantar, de reír, de bailar, de saltar, de gritar
de pasar por bufón, de dar el corazón,
porque soy un poeta, un loco, un soñador,
hacer como el payaso, llorar mis penas solo, sentado en un rincón.


Autor(es): Rafael Amor

Las canciones más vistas de