Nacimiento del hijo

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Ha nacido mi hijo, todavía huele al pecho de su madre,
huele a sexo, a sangre florecida, viene oliendo a vida.
Su madre quiere que le cante una canción de cuna
con angelitos gordos que le velen el sueño,
con hadas bondadosas, con duendes milagrosos.
Yo no puedo dormirlo con pobres fantasías,
yo quiero que despierte, a la luz o a la muerte que le dará la vida.
Más allá hay un mañana del que será testigo,
más allá de la luz enferma de este siglo,
más allá del presente cobarde y confundido
tendrá que ser un hombre mejor de lo que he sido
y deberá cambiar lo que nunca he podido.
Su mundo será otro, cósmico, infinito,
que el amor no le quepa entre cuatro fronteras.
Deberá despegar de este mapa amarillo,
de este globo pinchado, errante, dividido
y deberá llegar al ser más solitario,
al planeta más lejano, hasta el mundo más mínimo,
para gritarles: –¡Vivo! ¡Soy dueño de mí mismo y vivo!


Autor(es): Rafael Amor, Caio Viale

Las canciones más vistas de