La rosada

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

En el centro de la City, donde timbean la guita,
El Cabildo te saluda y también la Catedral
Mientras vos enamorada, del poder que se marchita,
Cobijas la frágil fama del sillón presidencial.
A pesar de los fracasos de todos tus locatarios
A pesar de las facturas que quedaron sin pagar,
Que político no sueña con llegar a mandatario,
O vivir bajo tu sombra, monumento nacional.

Pobrecita...La rosada, vos la culpa no tenes
De las cosas que nos pasan, de que todo esté al revés.
Cuántos nobles juramentos atronaron tu salón.
Pero fueron puro cuento, lo que el viento se llevó...
En el medio de la escena, se acentúa tu rubor,
Por sentir vergüenza ajena, al oír tanto clamor...
Para colmo de la broma y siguiendo la lección,
En bandadas las palomas, te salpican el balcón.

Si Colón desde su mármol, te da la espalda cabrero
Y la plaza patalea, por las cosas que andan mal.
Con rosada indiferencia le mostrás al mundo entero,
Que te sobra con la pinta pa aguantar el vendaval.
Sin embargo cada día, asomada desde el este
Arrullada por el río, balconeando la ciudad.
Te engrupís con la esperanza de que acabe al fin, la peste...
Y nos traiga un aire fresco, algo de felicidad.

Las canciones más vistas de