Joaquín Sabina

Menos dos alas

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp


González era un ángel menos dos alas,
González era un santo por lo civil,
un dandi con un ojo a la funerala
tan rojo, tan Oviedo y tan zascandil.

Hilaba en los garitos de mala nota
boleros de Machín con Juanín de Mieres,
apurando esos güisquis en los que flotan
la luna de las golfas y los crupieres.

Cuando volvía del extranjero
tan forastero, a las dos no era de día,
a las seis ya era de noche.
¡Pídame un coche, fumando espero!
Y le aplaudían los camareros.


Otoños y otras luces, pan con verbena
su príncipe de Gales, tan Cortefiel,
tratado de urbanismo, Juan de Mairena,
chiclana, magdalena, tinta y papel.

Verde por la vergüenza que no tenía,
hasta ayudó a Caronte a quemar sus naves.
Decía que morirse no era tan grave
y agonizó en voz baja por cortesía.


Autor(es): Joaquín Sabina, Benjamín Prado, Pancho Varona, Antonio García de Diego

Canciones más vistas de

Joaquín Sabina en Noviembre