Cara a cara

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Están escritas sobre tu piel
las leyes del universo,
prívame y te cantaré
acordándome de tus muertos.
Pide perdón, dime “lo siento,
te juro que no volver酔
Acostumbrarse al amanecer
conlleva un lío muy complejo.

Será rescoldo la lucidez,
ceniza de agotamiento
para el verso a componer,
para cubrir los agujeros.
Aguántate, reza un “te quiero”
a la diosa de la insensatez
para abordar con estupidez
al destino más funesto.

Tendrás alguna que otra vez
respuestas en el reverso.
Ay, no te cansas de esconder
que sientes que no estás despierto.
Y otro pellizco en los cojones
y ahora te subes por la pared,
¿será que sufres con avidez
por omitir tus emociones?

Me alegro, amigo, de volverte a ver.
Aún estás algo magullado,
tantos retazos aún por coser
que no remiendas ni a lametazos…
Cruza otra vez al lado opuesto,
que el río se va a revolver.
¡Cuán sigiloso en su candidez
se desnuda sin aspavientos!

A trote lento, sin tropezar,
me sonríe sin sentimiento
otro momento para no recordar,
lance amoroso sin remordimiento,
veneno inocuo para cicatrizar
las aventuras y los desencuentros,
lugar remoto si no existe el tiempo:
ya habrá silencio para dar y tomar.
Y quién dice no si es gratuito
o, si acaso, para regalar,
este otro asalto vano y fortuito
se te enreda en la yugular,
y, cara a cara, se va consumiendo
el cuento alegre con tu potestad:
“Adiós, cariño, ¿para qué engañar?
No te amé, pero fue estupendo”.

Cara a cara, cara a cara,
cara a cara…

Las canciones más vistas de

Carta Baladi en Junio