Devoción

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Cuánta devoción escondo entre los dedos,
qué pequeña salida:
por ahí no cabe la luz
que tapona heridas.

Una cantidad ingente de pericias apátridas
invaden mi mente
en busca de una verdad.
-¿Qué verdad? No me hagas reír…

Perdona, pero yo sacrifiqué mi futuro por el tuyo
y tú te conformas con pudrirte en tu mísero zulo.
Explícate, ¿por qué no quieres seguir adelante?
Dime, ¿por qué prefieres anular tus sentidos?

-No hay respuesta fácil para pregunta sencilla:
un gran saco roto en mis tripas
y yo no puedo atisbar el final
de esta podrida aventura.

Siempre que paseo, aguanto la respiración;
siempre que intento beber bajo un aguacero,
no lo consigo, no.

No lo consigo, pero muero intentándolo de nuevo;
no lo consigo y me pierdo en otro agujero;
no lo consigo y mi lucha se pierde en mis brazos;
no lo consigo y no quiero premio de consolación.

Echo de menos el calor que me amparaba en tu vientre.
A veces, echo de más que me dejaras salir de allí.

Y ese día, en abril,
decidiste abrirme paso
pa’ recorrer las calles
como el futuro amo de un vaso
colmado de trocitos de hielo afilado
que desgarran profundamente,
soy un molesto insecto turbado
por la sociedad.

Y ese día, de mil,
decidieron abrirnos paso
para recorrer las calles
como futuros amos de un vaso
colmado de trocitos de hielo afilado
que desgarran profundamente,
somos molestos insectos turbados
por la sociedad.

Las canciones más vistas de

Carta Baladi en Octubre