Tú (La Primera)

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Tú, qué ha sido de ti,
qué ha sido de mí;
tú, qué quieres decir,
qué quieres de mí.

Olvídate de las madrugadas,
no esperes que me quede
viéndolas venir sin blandir mis espada,
no esperes de mí un actor
en su valle de lágrimas.

Calma, me queda salud,
un agujero en mi alma
no significa nada.
Entumecidas mis palabras,
sólo me queda la puta de la sinrazón
que pudre mi savia,
petrifica mis ojos
y los convierte en estiércol
supurando mi amor…
¿Qué, ya no sientes nada?

No me vengas, cabronazo, con tu poesía de ladrillos,
no seas oportunista. Anda, vete lejos de aquí;
deja de rallarme con tus zarpas en el pecho,
con una coz en mi boca y un suspiro en mis ojos.
No sé si es la luz, que se quiebra a pedazos,
o la penumbra, que me deja paso hacia la perdición;
no sé si son lunas que se ríen de los sapos como yo
lo que oigo en esta charca o una tonada sin voz.

Miro a las estrellas y no se me levanta la voz
ni con una patada
y los buitres me circundan cuando tienen ocasión
de cenar por la mañana.
No te creas que has acabado conmigo,
sólo ha sido el primer set de este duro partido
que me toca solventar
con las manos atadas, con la lengua herida,
con las páginas arrancadas de un solo tirón,
de un certero disparo que descerrajó las caricias,
que ahuyentó los pájaros de ese lindo deambular
cogidos de la mano, enhebrados los sentidos
mientras caíamos ausentes en la cavidad del amor
que no te deja salir si te resbalas de frío,
ahogado en los recuerdos de un pasado con calor.

Las canciones más vistas de

Carta Baladi en Junio