Un Alma En Pena - Lucía Méndez

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

En el año 1627 en tiempos crueles de la inquisición,
unos sacerdotes infames condenaron a muerte a una mujer por amor.
En la hoguera se oye un grito, una amenaza, que se vuelve una venganza, una promesa, entre fuego y dolor,
poco a poco va cayendo el cuerpo al fuego, calcinado, condenado a morir así ene el nombre de Dios.

Es un alma en pena que va a rrastrando cadenas, Que condena.
Es un grito de amor.
Es un alma en pena que va arrastrando cadenas,
Que condena.

Por las noches entre llantos, entre quejas, todo el pueblo entero escucha lo hace más de cuatro siglos pasó.
Se oyen voces, ruidos, pasos, risas, cantos, gritos, quejas de alguien que murió por amor.

Entre llantos y suspiros de alguien que arrastra herido por el suelo un dolor,
un alma buena enamorada
un alma en pena ilusionada,
busca todo, encuentra nada,
y busca lo que dejó.

Por las noches viene y va, habla, rie, baila y canta, llora, grita, ama y canta y busca lo que perdió, por amor.

Es un alma en pena que va arrastrando cadenas,
Que condena.
Es un grito, es un llanto,
Es un alma en pena que va arrastrando cadenas,
Que condena.

Por la noche, entre llantos, entre quejas, todo el pueblo entero escucha lo que hace más de cuatro siglos pasó.

Es un alma en pena que va arrastrando cadenas,
Que condena.
Es un alma buena
Eso en el año 1627 sucedió.
Es un alma en pena que va arrastrando cadenas,
Que condena.

Por las noches entre llantos por el pueblo y aún se escucha, la gente del pueblo, el grito de aquella muerte cruel por amor.

Las canciones más vistas de

Juan Gabriel en Junio