Sôber

Afrodita

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp


He caminado un largo viaje,
He dado forma al traje que al nacer me regalaron.
La vista al frente, nunca al pasado, pues todo lo que ya acabó,
está muerto y enterrado.

Corre, no mires atrás. Salta, si es para avanzar. Grita, alzando la voz.
Hay mil motivos para cambiar de dirección y encontrar la llave de la puerta.

Donde tu voz se escuchará, porque no estás sola.
Compartiremos un adiós, al atardecer.
Princesa de un cuento que ya acabó, como un juguete roto.
No hay nada imposible, ni día sin luz.

Tiempos lejanos me recordaron, que no será el verdugo
quien manchará sus manos.
Has conseguido poder salir y buscar la luz del sol en cada momento frío.

Corre, no mires atrás. Salta, si es para avanzar. Grita, alzando la voz.
Hay mil motivos para cambiar de dirección y encontrar la llave de la puerta.

Donde tu voz se escuchará, porque no estás sola.
Compartiremos un adiós, al atardecer.
Princesa de un cuento que ya acabó, como un juguete roto.
No hay nada imposible, ni día sin luz.

Diosa Afrodita encuentra tu satisfacción.
Con cada llanto demuestra tu fuerza interior.
Como el fuego en mis venas que ardiendo me quema.
Yo quiero ser, el único dueño de mí.
Solo yo, quiero ver la luz de mi nuevo amanecer.
Él ya no me busca, se ríe y disfruta al verme tambalear...
No escucha ni observa, cual cero a la izquierda, no me respetará.