Rozalén

Dragón rojo

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp


Mis dedos, como un láser,
señalan dónde se apuñala.
Los faros dilatados,
la víctima encontrada.

Confieso, dibujé en tu cuello
una diana,
me regalaste un baile
y accedí a jugar.

Te juro que no quise sentir nada,
sólo escribir una traición,
vengarme en otro cuerpo parecido,
ni besos a mitad del labio,
ni una canción en ese último bar,
sólo escupirte mi dolor.

Contigo fui la niña
que mira con pureza sin hablar,
se entrega en la ventana de Dalí,
mirando al mar.

Dibujo tu perfil,
quedó tatuado tu aroma en mi nariz,
tu boca siempre me daría de beber,
pero pasaremos sed.

Cogí tu rostro con mis manos
y temblé al ver detrás,
el rojo del dragón que quema
y temí no volver a verlo más.

Te juro que no quise sentir nada,
sólo escribir una traición,
vengarme en otro cuerpo parecido,
ni besos a mitad del labio,
ni una canción en ese último bar,
sólo escupirte mi dolor.

El camino corto es largo
si te paras a besar,
el camino corto es largo
si te paras a mirar.

Ah, ah, ah, ah, ah, ah...