Asilo (Crass -The feeding of the 5000)

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Yo no soy ningún cristo frágil.
él cuelga en voluble deleite en su cruz, sobre mi cuerpo.

Cristo perdona. ¿perdonar?
vomito por vos jesús.
Una mie*** perdona.
Baja ahora de tu cruz.
baja ahora de tus alturas papales,
de ese suicidio grosero,
niño quisquilloso.
Baja de esas alturas piadosas,
portador de la basura real,
macho cabrío.

Vomito por vos. ¿perdonar?
Una mie*** él perdona.
Él cuelga en crucificado deleite clavado hasta donde llega su visión,
su cruz, su hombría,
violencia, culpa, pecado.

Él clavaría mi cuerpo a su cruz,
visionario suicida,
amante de la muerte,
pervertido, violador,
destructor de la vida,
Jesús, agitador de la tierra,
cristo, cavador de tumbas,
vos cavaste las tumbas de Auschwitz,
el suelo de Irak es tu culpa,
tu pecado, maestro,
maestro de la masacre, enigma.

Llevas el estandarte de nuestra opresión.
Las bombas son tu alegría,
los cadáveres de Hiroshima son tu deleite.
Los clavos son tu única trinidad,
los sostenes en tu desgracia cadavérica,
la imagen que yo tengo que sufrir.

La cruz es el cuerpo virgen de la femeneidad que violas.
Te clavas a vos mismo a tu propio pecado.
El patético de Jesús me llama hermana hay palabras para mi disgusto,
cada mujer es una cruz en su sucia teología,
en su deleite arrogante.

Me vuelve la espalda en su miedo,
no se atreve a enfrentarme.
No compartís nada, cristo,
estéril, impotente,
destructor del amor,
profeta de la muerte.
Sos la última pornografía,
en tu temor del pene,
temor de la vagina,
temor del hombre,
temor de la mujer,
injusto, guerrero,
guerra, guerra, guerra,guerra, guerra, guerra, guerra.
Jesús murió por sus propios pecados no por los míos.