Mensaje para Manuelita

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Ahora que tú vienes
entrando por la puerta
y miras hacia el cielo
pensando que despiertas,
te digo que nosotros
nacimos asimismo:
la tierra es una sombra,
el mundo era un abismo.

Jamás llegó la paz,
dominó la codicia,
el mundo giró siempre
en torno a la injusticia.
Los hombres se mataron
bajo sus cielos grises,
con sangre construyeron
imperios y países.

Y todo fue de engaños
traiciones y violencias,
el odio hundiendo siempre
su garra en la inocencia.
A la deriva fuimos
en medio del naufragio
huyendo en la marea
de este amargo contagio.


Te digo antes de tiempo,
te lo dirá tu madre,
que el mundo donde llegas
no lo hicieron tus padres.
Si por mí hubiera sido
te hubiera dado soles,
países sin desgracias.
llenos de girasoles.

Te hubiera dado un árbol
de amor sobre un sembrado,
un lago de esperanzas,
un tiempo sin pasado.
Yo no inventé el dolor
y en dolor te han parido,
ni tengo las razones
de todo lo que ha sido.

Pero un día cualquiera
yo vi detrás del velo
sobre la oscura tierra
la claridad del cielo:
un par de estrellas puras,
la paz de dos luceros,
los ojos de tu madre
y el amor verdadero.

Por eso no te olvides
cuando estés triste y sola
que el amor es marea
que vuelve con sus olas
y si el mundo es a veces
poder de esclavitud
más fuerte fue el amor
de donde vienes tú.


Autor(es): Eduardo Carrasco

Las canciones más vistas de

Eduardo Carrasco en Diciembre