091

Llamadas Anonimas

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp


Tras pagar mi quinta consumición,
decidí entablar conversacion
con alguna mujer fatal asidua a los cabarets.
Cometí la imprudencia de seducir
a la mujer del violento gánster.
Y cuando mis manos ya
estaban bajo su falda de cuero gris,
hizo él su aparición.

Me miró con mirada asesina
y yo perdí toda mi sangre fría
viendo que el gorila aquel
apuntaba su nueve largo a mi corazón.

Y ahora recibo llamadas anónimas
por culpa de aquella mujer,
que me amenazan con estrangularme,
por culpa de aquella mujer.
He perdido el sueño y estoy amenazado,
por culpa de aquella mujer.

Y ahora recibo llamadas anónimas
por culpa de aquella mujer,
que me amenazan con estrangularme,
por culpa de aquella mujer.
Esa voz, esa voz, esa voz anónima,
esa voz, esa voz, esa voz anónima.

Cristales rotos y sillas destrozadas
fue el violento final de aquella especie de romance.
Y ahora recibo llamadas anónimas,
no puedo olvidar esa voz.