Déjame tomar asiento

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Déjame tomar asiento
en tu preciosa canoa
y poner al cielo proa
navegando por el viento.
Muévame el Divino Aliento
con su poderoso brío.
Éntrame en tu claro río
y súbeme a los alcores
dónde ángeles ruiseñores
abren las albas del pío.

¿Qué pie pusiste primero
en la barca temblorosa?
¿Qué huella de austera rosa
marcó con fuego el madero?
Tu cuerpo tornó ligero
lo que el peso ya vencía,
pues parece que vacía
la ingrávida barca vuela
dejando impoluta estela
por donde pasa María.


Autor(es): Emilio Ballagas, José María Vitier

Las canciones más vistas de

José María Vitier en Diciembre