Marisol

Mirándome

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp


Quédate
mirándome,
mirándome,
no te muevas,
mirándome.

Déjame ver tu silueta
desnuda contra la ventana,
la claridad de tu presencia
enturbia el sol a tus espaldas.

Deja que grabe la malicia
de lo que dicen tus silencios,
la invitación de la sonrisa
que me insinúas con tu cuerpo.

Quédate
mirándome,
mirándome,
no te muevas,
mirándome.

Tus agresiones contenidas
detienen la quietud del aire
que tiembla entre las cuatro esquinas
que te hacen parte del paisaje.
Tu sombra echada sobre el lecho
se va durmiendo entre mis brazos;
los tuyos, cuando me despierto,
son sólo las ramas de un árbol.

Quédate
mirándome,
mirándome,
no te muevas,
mirándome.

Quédate
mirándome,
mirándome,
no te muevas,
mirándome.