Quique Gonzalez

Músico De Guardia

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp


Esperare impaciente la llegada de otro tren

cargado de palabras hacia media noche,

y esta vez, con la atención de un centinela

por primera vez, tengo una patria, tengo una bandera.

Quemé todas mis naves justo cuando iba a partir,

vendí las pieles de los osos que jamás cacé,

y ahora abrígame, no con la lealtad de un mercenario,

Anúnciate, yo solicito tus servicios a diario.

Vivo en un escenario del tamaño de dos lunas,

voy cuesta abajo por tu cuerpo y ya no tengo cura.

Soy músico de guardia desde la cuna a la tumba,

plantado como una farola al norte, al norte de mis dudas

Prefiero la seguridad que da lo incierto

saber que el tiempo no será jamas mi amigo,

y no me fío de los que a pecho descubierto me vacilan

con una lista de consejos aprendidos.

Me haré socio del viento, y digo yo que me irá bien,

es más sincero cuando no hay contrato que firmar.

Y allí te espero, en el momento en que la pluma conoce al papel

en el instante en que mis frases me desnudan.

Canciones más vistas de