Un reo siendo variable

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

(Se robó el cáliz bendito,
se robó la comunión,
le robó a nuestro Señor
la pasión de Jesucristo).


Un reo, siendo variable,
lo tienen por criminal
en una cárcel fatal,
porque robó a nuestra Maire;
además un santo grande
junto con un chiquitito;
se ha roba’o un santo cristo.
Lo contaré como ejemplo,
que en lo profundo de un tiemplo
se robó el cáliz bendito.

El juez lo llamó a condena
pa’ poderlo sentenciare.
Lo acercaron al altare:
se robó las vinajeras.
También se robó las velas
que alumbraban al Señor,
se robó un santo mayor,
como la ley lo decida.
Y a’entro ’e la sacristida,
se robó la comunión.

El preso, de buena gana,
porque el saber lo precisa,
al sacerdote en la misa
le ha roba’o la sotana.
Y a San Francisco, a la mala,
le ha roba’o el corazón;
tam’ién un santo mayor,
porque no teme el morir.
Y una rosa de un jardín
le robó a nuestro Señor.

El preso sufre la pena
en la más honda montaña.
Penetró en la cabaña
de María Maugdalena.
Se robó allí las candelas
que cuida un serafincito.
Ha insulta’o a los ministros
después d’estar sentencia’o.
Y a San Peiro le ha roba’o
la pasión de Jesucristo.

Despedida:

(Por fin se fue a confesar
porque se hallaba en pecado,
muy triste y acongojado,
para poderse salvar.
«Hinchado te persinái»,
le dijo nuestro Señor.
«No he de persinarme yo,
porque es arrepentimiento».
Y por robarse otro tiemplo
a Jerusalem entró).


Autor(es): Popular chilena

Las canciones más vistas de