Nostalgias olimareñas

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Con pena se deja el pago
que un río al cantar lo pinta,
un río de voz chiquita,
de corazón sin medida.

Humilde Olimar del alma,
que viendo pasar tu gente
aprendes historias viejas
de sueños y de quehaceres.

El día que yo me vaya
por el último sendero,
cantando, mi viejo río,
dale tu adiós al viajero.

En esos atardeceres,
¡qué bien!, Olimar del alma,
tus grillos, ni bien despiertos,
contrapunteando mi zamba.

Cada vez que dejo el pago,
ni bien cruzo el puente viejo,
nostalgias olimareñas
me van siguiendo, siguiendo.


Autor(es): Víctor Lima

Las canciones más vistas de

Víctor Lima en Diciembre