El café Antic

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Cuando en el café Antic la cerveza
desvela los sueños de los sencillos
subimos a las viñas con las estrellas
y hacemos con los dioses humildes el amor.

Ella tiene los ojos de poesía,
tú el cuerpo de cerezo en flor,
mientras yo te gano al parchís
otros cortejan a la María.

Pero en Bosnia no nacen ya las flores
mientras aquí es mayo y Sergi canta,
llora el viento y sangra el corazón
por tanto horror que nos separa.

Europa crece sobre vuestras muertes
mercadeando sin vergüenza alguna,
pero la frialdad de ese guiñol
no llegará a nuestro café nunca.

En el café Antic el humo se lleva
noche adentro temores y angustias
mientras ruedan la bolas de billar
con el ritmo de la conversación.

Y cuando la luna en Sant Antoni
busca su lugar entre los cipreses
el pueblo parece darse cuenta
de que está allí arriba sólo para él.

Pero en Río matan todavía niños
y alguien ha pagado por cada disparo,
compra su vivir el potentado
asesinando la miseria.

La noche extiende su triste trampa
sobre los ¡meninos! temblorosos,
rostros que escrutan la oscuridad en busca
del amor que no hallan en ningún lugar.

En el café Antic reposa el tiempo
y los dedos no sopesan el infortunio
porque los naipes forman un dibujo
demasiado bonito sobre el mármol.

Cuando en días futuros la ternura
de todos juntos sea el cojín
uniendo los sueños con las estrellas
recordaremos el viejo café Antic.


Autor(es): Miquel Martí i Pol, Lluís Llach

Las canciones más vistas de

Miquel Martí i Pol en Diciembre