El Conde Arnau

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

La condesa está sentada,
viuda igual.
La condesa está sentada,
en su palacio.
Se le presenta en el salón,
Dios me valga,
se le presenta en el salón,
el conde Arnau.

¿Dónde están vuestras hijas,
mujer leal?
¿Dónde están vuestras hijas,
viuda igual?
En el salón están bordando,
conde Arnau.
En el salón están bordando,
seda y paño.

Dejadme llevar una hija,
mujer leal,
Conmigo pasará las penas,
que estoy pasando.
Así como las has merecido,
Dios me valga,
solo las tendréis que pasar,
conde Arnau.

¿Qué es este ruido que oigo,
conde Arnau?
¿Qué es este ruido que oigo,
que me espanta?
Es el caballo que me espera,
mujer leal.
Es el caballo que me espera,
viuda igual.

Bajadle grana y avena,
conde Arnau,
bajadle le grana y avena,
Dios me valga.
No come grano ni avena,
mujer leal.
Si no almas dañadas,
si se las dais.

Haced cerrar esa mina,
mujer leal,
haga cerrar esa mina,
viuda igual
que da al convento de monjas,
mujer leal,
que da al convento de monjas
de San Juan.

¿Qué hora es que el gallo canta,
mujer leal?
¿Qué hora es que el gallo canta,
viuda igual?
Las doce han tocado,
Dios me valga,
Las doce han tocado,
conde Arnau.

Ahora, por la despedida,
mujer leal,
ahora, por la despedida,
démonos las manos.
No, que me les quemarías,
conde Arnau,
no, que me les quemarías,
Dios me valga.


Autor(es): Popular catalana

Las canciones más vistas de

Popular catalana en Diciembre