Contrabando [o Corazón de contrabando]

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Ando buscando
una pasión de contrabando,
sigo esperando
en el mercado de ocasión,
una opinión de quita y pon,
una razón para ir tirando.
Una canción capaz de hacer
de tripas corazón,
un rock and roll para correr
por la autopista
donde se estrellan los artistas,
quiero y no puedo
pisar el acelerador,
mirando en el retrovisor
los semáforos del miedo.

Ando buscando un alquiler
un cuarto de pensión.
una canción capaz de hacer
de tripas corazón.

Dame,
madrina de los sueños de los presos,
patrona de los huérfanos de besos,
señora de la confusión,
dame tu santa bendición.

Vago sin norte,
sin liquidez, sin pasaporte,
no pido nada,
mañana cabe en un motel
lleno de ojeras del pastel
con rimel de la madrugada.
Una canción capaz de hacer
de tripas corazón.
para seguir, para volver...

Ando buscando una mujer
tan puta como yo,
un juez y parte al ajedrez,
la reina y el peón.

Dame,
madrina de los sueños de los presos,
patrona de los huérfanos de besos,
dame tu santa bendición,
esposa de los hombres sin esposa,
peligro de las curvas peligrosas,
dame tu santa bendición
señora de la confusión
dame tu santa bendición,
inmaculada decepción,
dime que sí, dime que no,
dame tu santa bendición,
dime que tú, dime que yo.

Versión inicial

Corazón de contrabando

Ando buscando
un corazón de contrabando,
ando buscando
en el mercado de ocasión,
un corazón de quita y pon,
una razón para ir tirando.
Una canción capaz de hacer
de tripas corazón,
una canción para correr
por la autopista
donde se estrellan los artistas,
quiero y no puedo
pisar el acelerador,
dejar atrás el resplandor
de los semáforos del miedo.

Ando buscando una mujer
perdida como yo,
una canción capaz de hacer
de tripas corazón.

Dame,
madrina de los sueños de los presos,
patrona de los huérfanos de besos,
señora de la confusión
dame tu santa bendición.

Ando sin norte,
sin liquidez, sin pasaporte,
no pido nada:
la vida cabe en un motel
lleno de ojeras de mujer
que miran en la madrugada.
Una canción capaz de hacer
de tripas corazón,
una canción para correr...

Ando buscando una mujer
perdida como yo,
una canción capaz de hacer
de tripas corazón.

Dame,
madrina de los sueños de los presos,
patrona de los huérfanos de besos,
dame tu santa bendición,
esposa de los hombres sin esposa,
peligro de las curvas peligrosas,
dame tu santa bendición.
señora de la confusión.
dame tu santa bendición.
inmaculada perversión,
dime que sí, dime que no,
dame tu santa bendición,
dime que tú, dime que yo.


Autor(es): Joaquín Sabina, Pancho Varona, Antonio García de Diego

Las canciones más vistas de