No puede mostrar el mundo menos piedad

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

No puede mostrar el mundo menos piedad
de la que ahora sobre mí se ve:
todo amor falla, excepto el de sí mismo;
por envidia es conquistada la gente.
Si aún sin esfuerzo nadie quiere hacer el bien:
¿cómo lo hará contra sí costosamente?
Corazones yo veo más duros que el leño:
nadie se duele porque otro tenga algún mal.
Quien no sabe no puede haber merced
de quien yace en tormento y dolor;
pues, yo perdono a todos de corazón
aunque no lamenten lo que mi corazón soporta.
En secreto, con insólito daño,
ventura me hace sentir su desfavor.
De amor no me quejo: aunque me lleve a morir,
bien y mal pasados me son indiferentes.
Otro socorro de vuestro amor no me vale
sino que los ojos me demuestren que me quereis
ni nada más cierto puedo saber de vos,
al contrario, si más busco, para ser contento no lo necesito.
Yo veo que muchos sin amar son amados
y al mentiroso se le cree tanto cuanto quiere
¡y yo por amor me encuentro de tal manera vencido
que decir no puedo cuánto vivo enamorado!
Amor, amor, un hábito me he hecho
de vuestro paño, vistiéndome el espíritu:
al vestir muy ancho lo he encontrado
y muy estrecho cuando lo he llevado.


Autor(es): Ausiàs March, Raimon

Las canciones más vistas de

Ausiàs March en Diciembre