Tú eres el fin donde todo fin acaba

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Tú eres el fin donde todo fin acaba, y no hay fin si en ti no culmina. Tu bien es la medida de todos los bienes, y no es bondadoso quien a ti, Dios, no se te asemeja. Llamas dios a quien te complace, y elevas a mayor categoría humana a quien se parece a ti; de ahí que con razón quien place al diablo tome el nombre de aquel con quien congenia.

El fin que puede hallarse en este mundo no es verdadero si no hace al hombre dichoso: ese fin empieza donde este mundo acaba, según la dirección que tome el hombre. Los filósofos que pusieron este fin en sí mismos se muestran en desacuerdo: clara señal de que no se funda en la verdad; por consiguiente, no puede contentar al hombre.

La ley judaica no fue de por sí la idónea (uno no entraba en el paraíso por ella), pero como dio origen a la nuestra, puede decirse que las dos son una. Así, el fin de todo, que es completamente humano, no da reposo o término a los apetitos; mas el hombre sin este fin tampoco alcanza el otro: como San Juan cuando anunció al Mesías.

No descansa quien otro fin espera, pues con nada más se apacigua el deseo: esto lo siente cada uno, y no es preciso mucho ingenio, pues salvo en ti el deseo no tiene límites. Igual que todos los ríos desembocan en el mar, así todos los fines en ti acaban.


Autor(es): Ausiàs March, Carles Dénia

Las canciones más vistas de

Ausiàs March en Diciembre