Quién me enseñará a excusarme ante ti

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

¿Quién me enseñará a excusarme ante ti cuando deba dar cuenta de mis yerros? Tú delineaste mi recta disposición, y yo convertí la escuadra en una hoz muy curva; la quiero enderezar, pero necesito tu ayuda. ¡Ayúdame, Señor!, que mis fuerzas son flacas. Deseo saber a qué me predestinas. Lo que para ti es presente, para mí es hecho futuro.

No te pido salud para mi cuerpo, ni favor alguno de la naturaleza o de la fortuna, sino solo amarte, Dios, a ti tan solo, pues estoy seguro de que de ahí procede el sumo bien. Por lo tanto, si no siento un deleite sublime es porque no nací predispuesto para sentirlo; aunque, por sentido común, hasta el hombre rudo juzga que el bien supremo es el más deleitable de todos.


Autor(es): Ausiàs March, Carles Dénia

Las canciones más vistas de

Ausiàs March en Diciembre