La cesta de manjares

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Destaca en la cestita de colores,
la lata de sardinas con tomate,
tesoro generoso de valores,
del mar tan apreciado escaparate.

El frente campechano de aquel vino,
burlándose del mundo en la fresquera,
contando poderoso como es fino,
la muerte por el corcho que le espera.

Y qué decir del tufo de ese queso,
con todo esmero ha sido elaborado,
tan duro, tan enjuto, un poco tieso;
le han dado ya de alta, está curado.

Manchego debe ser por la ranura,
al fin y al cabo leche de la oveja,
que come pasto, muere y no se queja
y dicen que está buena pero es dura.

Resalta entre los grandes embutidos,
de elogios y virtudes un dechado,
no tiene pues defecto el embuchado,
de tomo y lomo en todos los sentidos.

No todos los jamones son iguales,
de pata negra fina y alargada,
hay uno con poderes anormales
que la naturaleza le ha otorgado.

La tierra es una cesta de manjares,
porque uno tiene que llegar a viejo.
La vida en una lata de cangrejo,
buscando paraísos singulares.


Autor(es): Javier Bergia

Las canciones más vistas de

Javier Bergia en Diciembre