El hijo de las llamas

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

La mano abierta al sol
recoge el oro azul
del cielo en escampada
y al empuñar la luz,
espada del fulgor,
arrecia la mirada.

Y sobre su corcel
como una novia fiel
la muerte enamorada
acerca su candor
al rudo corazón
del hijo de las llamas.

Nació mirando el sol
como a una estrella igual,
de aurora más temprana.
Corría el año en que,
aquel fuego mayor
doblaba las campanas.

Y al escuchar su voz
tañendo en el cristal
de la palabra humana,
la cólera inundó
el rudo corazón
con furia de obsidiana.


Autor(es): Manuel García, Mario Villalobos

Las canciones más vistas de

Mario Villalobos en Diciembre