El conde Arnau (VI)

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Todas las voces de la tierra
aclaman al conde Arnau
porque de la oscura prueba
ha salido triunfante.:

"Hijo de la tierra, hijo de la tierra,
conde Arnau,
ahora pide, ahora pide:
¿qué no podrás lograr?”

“Vivir, vivir, vivir siempre:
no quisiera morir nunca;
ser como el roble que se enraíza
y abre su copa en el espacio”.

“Los robles viven y viven,
pero también cuentan los años”.
“Pues quiero ser la roca inmóvil
entre soles y temporales”.

“La roca vive sin vivir,
que nada la penetra nunca”.
“Pues el mar en movimiento,
que a todo se abre y da paso”.

“El mar permanece solo,
y tu vas acompañado”.
“Pues ser el aire, cuando lo inflama
la luz del sol inmortal”.
“Ni el aire ni el sol aman
ni sienten la Eternidad”.

“Pues ser hombre sobrehombre,
ser la tierra palpitante”.

“Serás roble, serás peña,
serás mar alborotado,
serás aire que se inflama,
serás astro rutilante,

serás hombre sobrehombre,
porque posees la voluntad.

Correrás por montes y llanos,
por la tierra, que es tan grande,
montando un caballo de llamas
que no se cansará nunca.

Tu paso causará temor
como el paso del temporal.

Todas las voces de la tierra
gritarán a tu alrededor.
Te llamarán alma en pena
como si estuvieses condenado".


Autor(es): Joan Maragall, Miquel Pujadó

Las canciones más vistas de

Joan Maragall en Diciembre