Poema de amor justo

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Te amo
no tengo otro remedio
tanto como a las banderas rojas
tanto como a los caídos de la Comuna
que admirábamos sospechosamente
como tercos topos
esperando resurrecciones.

Y te necesito
porque llegas tarde a casa
con vocabularios aprendidos muy lejos
voces que hablan de olas azules
rizadas por la ilusión de un verano soleado.
No estemos tristes

Amor mío
los ríos siguen corriendo
y los niños juegan con pelotas coloreadas
como aquellas que absorbieron las horas de nuestra infancia
delicadamente viciada por la oscuridad
de los años de terror que surgirían.

Cualquiera escribe
un innumerable poema de amor justo.
Algún día leerás las palabras una detrás de otra
como los oscuros días del pueblo trabajador
sin apenas esperanza

Escucharemos mañana
una suave canción de Leonard Cohen
y volveremos a la feria de la opresión
en la que siempre nos tocará ser perdedores
porque dicen que las cosas están difíciles,
pero quién sabe.

Por eso nos amamos
porque miramos los mismos cromos desde hace tiempo
porque compartimos el miedo
cuando los policías buscaban a los agitadores
porque tus ojos me gustan
y es que me saben a miel.

Por eso el mundo es lento y caligráfico
por eso la vida
por eso estamos aquí como un volcán que va a estallar inconteniblemente
Y no habrá cauces que le marquen ni estrellas que le guíen
el camino es largo y seguro,
pero el viaje no puede ser eterno,
inconteniblemente eterno, como tú.


Autor(es): José Luis Rodriguez, José Antonio Labordeta

Las canciones más vistas de