Como un loco tocado de la maldición del cielo

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Abismos terribles
abre la locura.

-Este whisky es mío.
¡Que nadie lo toque!

-No te das cuenta de nada.
Dice ella desde el fondo del lecho
donde caemos yo y mi pregunta:
-¿qué te sucede?

Y oír -voz de arena-: nada.
Dos veces oír: nada.

Sima de sueño y sangre muerta,
este en durmiendo
para otra vez despertar
frente al abismo.
Otra vez, otra vez, otra vez.


Autor(es): Antonio Marín Albalate

Canciones más vistas de