Cuando el Divino Señor [o Verso por padecimiento]

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Debajo de un limón verde
donde el agua no corría
entregué mi corazón
a quien no lo merecía.


Cuando el Divino Señor
los judíos lo azotaron
y en la cruz que lo enclavaron
con clavos de anticrisión, *
se queja con gran dolor
porque un costa’o le ofenden,
y unas ca’enas le tienden
su cuerpo to’o araña’o
y de espinas corona’o
debajo de un limón verde.

Mucho llora nuestra Maire
al ver que su hijo querí’o,
del ver que andaba perdí’o
sin tener quien lo amparara.
De hechicero lo trataban,
la mayor pena sería,
los judíos lo acudían
a puntapié y empellones.
Se le oyen los clamores
donde el agua no corría.

Mucho padeció Jesús
por darnos a conocer,
por darnos su santa ley,
su santa fe que los dio.
Un coro de ángel bajó
en compaña del Señor;
llora su santa pasión
la Santa Virgen María
que en la última agonía
le entregué mi corazón.

Cierto fue que padeció,
¿cómo no padecería
to’a la noche y el día
hasta que en la cruz murió?
La Virgen se desmayó
al ver su hijo en agonía,
con sangre que le corría
cuando lo crucificaron.
De pies y manos lo ataron
a quien no lo merecía.

Despedida:

Para toda la compaña,
mucho padeció Jesús:
los judíos lo azotaron,
lo ’nclavaron en la cruz.


* Anticrisión, palabra de tenor y significado incierto.


Autor(es): Popular chilena

Las canciones más vistas de