A don Rosa Toledo

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Desde el vino un grito sube por la tarde
don Rosa Toledo va rumbo a las casas
y su grito verde, trepa los viscales
tiene un quejido de algarrobo y tala.

La vida le debe todas las promesas
el vino ha cumplido, por eso su amigo.
Sus venas son ramas de viejos nogales
y en la sangre danzan duendes de lagares.

Estribillo
Fue mago de fraguas. Fue también minero.
Mil estrellas guarda su yunque de herrero
como cascabeles de risas y sueño,
porque su esperanza, nunca tuvo miedo.
Ahí va el rey del hacha, quitate el sombrero
que ahí va por la tarde, Don Rosa Toledo.

En Don Rosa Toledo vuelven distancias y ausencias
y para las penas inventa alegrías
y su voz de árbol áspera y caliente
se le vuelve tierna, si dice María.

Las venas del cuello se le hacen chirleras
cuando suelta en coplas su alma vidalera,
y un perfume a albahaca se mezcla en su ropa
con el remolino de la borrachera.


Autor(es): Ramón Navarro, Ramón Navarro (hijo)

Las canciones más vistas de