Angélica

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

El azar de la vida,
llevóme de la mano un día,
hasta tu morada,
Angélica amada.

Y tal cual presentía,
tan bella como seductora,
en tus ojos brilló la aurora
que mi sendero alumbrará.

Con la ternura infinita,
me acerqué hasta ti,
sin saber ni por qué.
Y disfruté de las caricias
de tu boca encendida
de amor para mí.

Ya dichoso contigo,
sabiéndote mi compañera
ansiada en la vida,
realidad sentida.

Pero nube de celos
el viento dibujó en tu cielo,
quien fuera tan azul sereno,
robándole su claridad.

Y hoy, nuevamente muy solo
estoy lejos de ti,
sin saber ni por qué.
Voy pesaroso y sin odio,
y tal vez, algún día,
he de hallarte otra vez.


Autor(es): Roberto Galarza

Las canciones más vistas de