Cuando me abandone mi alma

Imprimir canciónEnviar corrección de la canciónEnviar canción nuevafacebooktwitterwhatsapp

Cuando me abandone mi alma,
cumpliendo con mi destino,
se irá con ella mi sombra.
Mi sangre, llena de grillos,
cantará en el joven cauce
de los ríos de mis hijos.

Quizás añore en mi muerte
cosas sencillas, mi casa,
algún sueño no cuajado;
mi hermosa y dulce nostalgia,
que siento cuando me acuden
los olores de mi infancia.

La noble cara del campo
o matear un dia llovido.
Oir en el patio anciano
el coyuyal de changuitos
y esos vinos guitarreados
en un remanso de amigos.

Cuando inauguren mi muerte,
no llores mi noche negra.
Sembrame en mi pago, luego
tapame con chacareras,
para que mi alma se lleve
el corazón de mi tierra.

Voy a añorar cuando muera
la tibia miel de tus manos,
tu boca enjambre de besos
y todos nuestros pecados,
aquellos que a mi existencia
dieron sentido y amparo.

En el más allá, quisiera
encontrarme en un camino
con aquel árbol que fuera
un pueblo de arpas y nidos;
hoy mi mesa y mi guitarra,
mañana mi último abrigo.

La muerte vive celosa
de mi amada flor, la vida;
dicen que me anda buscando
¡Ojalá si algún día me pilla,
me halle machao y cantando
pa' que se muera de envidia!

Cuando inauguren mi muerte,
no llores mi noche negra.
Sembrame en mi pago luego;
tapame con chacareras,
para que mi alma se lleve
el corazón de mi tierra.


Autor(es): Raúl Trullenque, Cuti Carabajal

Las canciones más vistas de